Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Jueves, 14 de julio de 2016 | Leída 213 veces
PSICOLOGÍA

Los valores del fútbol

Guardar en Mis Noticias.
Noticia clasificada en: Futbolista profesional Psicología

Emotiva carta que escribe la novia de Fran Carles, tras su triste fallecimiento.

Se mencionan los valores del fútbol a diario, en todas las noticias deportivas, pero se demuestran poco. Aquí tenemos un ejemplo de lo que es tener unos buenos valores, la novia del jugador del Linares, Fran Carles, tristemente fallecido el pasado sábado, escribe esta carta para él allá donde esté.

 

Recordemos que falleció como consecuencia de un fallo multiorgánico, debido a un accidente hace unos días con una pesa que le cayó en el muslo durante su estancia en un hotel de la Costa del Sol de Málaga.

 

 

"Es difícil para mí escribir estas letras. Difícil porque me acuesto y me levanto entre lágrimas sin terminar de asimilar que ya no esté a mi lado, y lo que es más difícil aun, saber que no lo volveré a ver más, al menos no en esta vida. Me doy cuenta, en estos días más que nunca, que estamos de paso, que no podemos hacer planes más allá del aquí y el ahora. Muchas veces hablé con Fran de lo efímero de la vida, de que hay que disfrutar, vivir. Él nunca le dio importancia a la muerte, me solía decir que para morirse solo hay que estar vivo y que al final todo iremos al mismo sitio. Supongo que el hecho tan duro que le supuso la muerte de su padre le hizo ver la vida de otra forma, y la muerte también. Quien conoció a Fran sabe de sobra como era. Su amor a su Linares, a sus colores, a su gente. Fran tenía la sangre azul, porque él era simplemente especial. Como amigo era un diez, siempre pendiente de todos, siempre preocupado por todos. Incluso estos días, estando de vacaciones, me decía "voy a escribir a tal o a cual a ver si está y los vemos", siempre pendiente de todo el mundo. Si venía alguien nuevo al equipo, él era el primero en acogerlo y hacerle sentir como en su casa. Así era Fran, todo corazón. Sufría cada derrota como si fuese un descenso, los domingos ya fuese porque empatasen, perdiesen, o no se hubiese visto bien él mismo, no se le podía hablar. Era exigente al máximo en su trabajo, y esa exigencia le costó la vida. Murió por su Linares, al igual que vivió por él.

Pocos sabemos lo que sufrió esta temporada pasada al no poder dar el 100. Así era Fran. Mientras muchos le decían que la categoría le venía grande, yo sé que le venía pequeña, aunque no haya tenido tiempo de demostrarlo, porque a él todo le venía pequeño, porque él era demasiado grande. Como hijo y hermano siempre fue otro diez, quiso a su madre como a nadie, aunque no fuese de decirlo cada día, y quería, admiraba y se preocupaba por su hermano cada día. Se ha ido alguien irrepetible, y no lo digo porque fuese mi pareja, lo digo porque Fran tenía esa magia que pocas personas tienen. Jamás pude estar enfadada con él más de dos minutos, me sonreía con esa sonrisa suya y ya se me olvidaba todo, tenía esa gracia natural que hasta cuando se enfadaba te ganaba. Como pareja, me vais a permitir que no diga mucho más. Quien lo conoce sabe lo discreto que era en su vida personal, no le gustaba poner nada en las redes sociales ni comentar, su amor era de los dos y de nadie más. "El amor no se pregona, se demuestra siempre", me decía. Y me lo demostró hasta el último de sus días. Seguramente si leyese estas letras, me diría: 'Ya estamos con los romanceos, Lola'.

Así era él, con gracia hasta para quejarse. Pasará mi vida entera y sé que jamás encontraré a nadie como él, ni amaré a nadie como a él. Su bondad, su sonrisa, sus palabras y su amor me acompañarán siempre. Igual que a todo Linares. Por eso os quería agradecer, en mi nombre y en el de su familia, tantas y tantas muestras de cariño. Fran se ha ido demasiado pronto, dejándome con muchos planes por cumplir juntos, pero ha dejado un legado, unos valores y un amor que no se perderá nunca. Se fue como lo que es y será, una leyenda. Me ha costado mucho escribir estas letras, pero son tantísimas las muestras de cariño que nos llegan qué es lo mínimo que puedo hacer.


Gracias a todos de corazón. Lola"

 

Mundo Fútbol Base
Mundo Fútbol Base • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress