Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Martes, 11 de septiembre de 2018 | Leída 952 veces
NUTRICIÓN

Cuatro desayunos para que los niños vayan al colegio «de 10»

Guardar en Mis Noticias.

Los niños españoles desayunan mal, y poco. Idealmente, este debe contener un lácteo, un cereal y una pieza de fruta, con lo que se conseguiría aproximadamente un 20% de la energía total diaria que el niño necesita. Pero muchas veces esto no sucede. Hemos hablado con los autores del libro la Dieta Alea, y estas son las cuatro opciones alternativas al clásico desayuno que proponen:


Desayuno número 1: Cuenco especial de yogur con nueces y galletas


Batimos el yogur en un cuenco y le añadimos unas nueces picadas y unas galletas maría partidas en pedacitos. Movemos bien y listo.

 

Preparar un único plato como este ayudará a los niños más perezosos en el desayuno a tomar los tres elementos que necesita cada mañana para crecer de forma adecuada.


Desayuno número 2: Tostas de aguacate y batido de fresas


Preparamos un batido de fresa con un vaso de leche y lo acompañamos con unas tostas de pan con un poquito de aguacate.

 

A algunos niños les cuesta tomar la fruta entera en el desayuno. Una opción es ir introduciéndola poco a poco, primero en zumo o batido y pasar después a la pieza completa.

 

Desayuno número 3: Leche con cacao y tortitas con compota de manzana y canela


Extendemos la compota de manzana por encima de las tortitas y para darle un toque especial le añadimos canela.

 

Este podría ser un desayuno especial, para los domingos por ejemplo, que podría sustituir de forma saludable a las piezas de bollería. Las tortitas caseras acompañadas de compota de manzana y canela son una opción sabrosa, divertida y mucho más sana.

 

Desayuno número 4: Gachas de avena de Harry Potter


Cocemos los copos de avena en leche ligeramente azucarada con un poquito de avena. Acompañamos con un par de kiwis.

 

Este desayuno es uno de los preferidos entre muchos niños porque es lo que desayuna Harry Potter y sus amigos. La avena es un cereal y como tal dará energía al niño durante las primeras horas del día.

 

 

 

Fuente: Carlota Fominaya (abc.es)

Mundo Fútbol Base
Mundo Fútbol Base • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress