Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Martes, 8 de mayo de 2018 | Leída 740 veces
ENTRENAMIENTO

No temas a las agujetas

Guardar en Mis Noticias.

Las agujetas o dolor muscular de origen retardado (DOMS por sus siglas en inglés) suelen aparecer después de hacer ejercicio físico intenso.

Cuando llevamos un tiempo de parón, o bien cuando hemos realizado un ejercicio físico muy intenso, aparecen las temidas agujetas, también conocidas como “dolor muscular de origen retardado” o DOMS por sus siglas en inglés. Es algo completamente natural y no tenemos por qué temerlas, aunque sí pueden llegar a ser muy molestas y dejarnos completamente baldados. Esto es lo peor que puedes hacer si las padeces.

 

Quedarte completamente inactivo

 

Aunque pueda parecer mentira, quedarse completamente inactivo durante un periodo de agujetas puede estar especialmente contraindicado. Por ejemplo, si tus cuádriceps están doloridos, eso significa que debes concentrarte en mover la articulación de la rodilla y la articulación de la cadera.

 

[Img #14470]

 

 

Los músculos se contraen para actuar sobre las articulaciones para moverlos, por lo que tiene sentido que cuando tienes agujetas tras un entrenamiento, puede ser doloroso mover la articulación. Por supuesto, puede que no te sientas bien, pero las articulaciones necesitan movimiento para mantenerlas lubricadas y moverse. Permanecer acurrucado en el sofá puede hacer que los músculos se queden rígidos, lo que empeora el dolor

 

Cambiar constantemente de ejercicios


Aunque cambiar las cosas de vez en cuando es la clave para alcanzar sus objetivos, mezclar ejercicios demasiado puede tener consecuencias negativas. El cuerpo necesita tiempo para adaptarse a una rutina de ejercicios y cuando lo haga, tus músculos se aclimatarán a la actividad y ya no experimentarás el mismo nivel de dolor.

 

Si cambias constantemente tus ejercicios, proporcionarás a tus músculos estímulos novedosos y no tendrán la oportunidad de adaptarse a ninguna actividad específica, por lo que crearás más y más dolor con cada entrenamiento.

 

Llevar tu cuerpo al sobreesfuerzo


Si te duelen los músculos, debes tener cuidado al realizar tu rutina de ejercicios para no causar lesiones involuntarias a otras partes del cuerpo debido a la mala forma física en la que te encuentras con agujetas. Tómatelo con calma y deja que el cuerpo se recupere al cien por cien, es igual de nocivo quedarse completamente inactivo que tratar de superar las agujetas con un exceso de entrenamiento. Puedes reducir el peso o la resistencia para que no te suceda.

 

 

 

 

Fuente: Javier Robledo (as.com/deporteyvida)

Mundo Fútbol Base
Mundo Fútbol Base • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress