Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Jueves, 3 de mayo de 2018 | Leída 407 veces
MOTIVACIÓN

El liderazgo del entrenador

Guardar en Mis Noticias.

Cuando hablamos de los entrenadores, tenemos la costumbre de mencionarlos como los líderes de sus equipos. Dando a entender, que todo entrenador tiene capacidad de liderazgo.

 

  Yo no lo comparto. No creo que todos los entrenadores tengan esa capacidad. Es más, creo que a muchos les falta ese talento para liderar.

 

  Parto siempre de las reflexiones que ¨No por ser entrenador eres líder¨ o ¨Ser Director de Grupo no te convierte en líder".

 

  El liderazgo del entrenador es algo más profundo, y vendrá marcado por la personalidad de la persona y su forma de actuar, comunicar, dirigir....

 

  Nosotros observando el posible liderazgo de un entrenador, nos centraremos en su  personalidad.

 

 Su personalidad tiene que tener fuerza, carácter, carisma, conocimientos, credibilidad, habilidad con el lenguaje, presencia...

 

[Img #14456]

 

 

El líder necesita credibilidad, para ello sus conocimientos tienen que ser extraordinarios, su fuerza ante situaciones complejas le hace destacar, su carisma para atraer y convencer tiene que ser natural, su capacidad para manejar un lenguaje directo y adecuado a su grupo será fundamental, su presencia ante el grupo debe transmitir confianza...

 

  Los jugadores tienen que creer en él, y lo harán, si ven en el líder, a ese entrenador que domina la materia, que en situaciones complicadas siempre les ha dado respuesta, que en los momentos duros siempre ha respondido por el grupo, que se hace responsable de sus errores, que no culpa al grupo de las derrotas, que escucha al jugador, que defiende al futbolista ante las dificultades...

 

  El entrenador se convertirá en líder, cuando esas características las domine de manera natural. El futbolista le creerá. Y si el futbolista cree en el entrenador, el grupo funcionará.

 

  Pero si el entrenador miente al jugador, si le acusa en público de sus errores, si le discrimina ante los compañeros, si en momentos de dificultad del equipo él ¨desaparece¨, si ante la directiva critica al jugador, si no es capaz de asumir sus errores, si no es capaz de delegar en sus ayudantes, si sólo habla de él en las victorias...ese entrenador, nunca podrá ser un líder, jamás los jugadores le seguirán.

 

  Hay cientos de adjetivos para calificar a los líderes, ¨líderes autoritarios¨, ¨líderes demócratas¨ ¨líderes populistas¨ ¨lideres silenciosos¨... yo no creo en esas etiquetas, porque todas las personas somos diferentes.


 Creo que cada ser humano que es capaz de liderar, tiene su propia ¨etiqueta¨, que no será otra, que el reflejo de su personalidad y la demostración de su carisma.

 

  Por lo tanto, podemos responder a la siguiente pregunta ¿Todo entrenador es líder? Yo contesto que No.

 

  Pero, no tiene por qué serlo para triunfar. Su inteligencia, le puede servir para delegar en su cuerpo técnico o en algún jugador, que si tenga capacidad de liderazgo.


 O si es una persona introvertida, puede delegar en el liderazgo al grupo…o incluso, puede siendo entrenador, no querer ser líder y delega en terceros ese liderazgo...

 

  Ser un buen líder en la dirección de un equipo no es fácil...pero si tienes capacidad para liderar, dominarás mejor la dirección del grupo.

 

 

 

 

 

Fuente: Pablo López (entrenadorespl.blogspot.com.es)

Mundo Fútbol Base
Mundo Fútbol Base • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress