Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Miércoles, 2 de mayo de 2018 | Leída 120 veces
MOTIVACIÓN

El fútbol, bien de interés social

Guardar en Mis Noticias.

El fútbol no es nadie por mucho que la FIFA pueda reclamar una propiedad que pertenece a la humanidad. En cualquier rincón del planeta, niños y mayores son capaces de jugar con una pelota y dos porterías a algo que se puede asemejar en gran medida a lo que tendrá ocupado a más de medio mundo el próximo verano y que se jugará en Rusia con la misma fórmula, es decir, un balón y tres palos a cada lado. Bueno, y el famoso VAR.

 

A este deporte pocos le cuidan como se merece. Muchos le dan patadas y no al balón. En los últimos meses se está identificando a este maravilloso deporte con la violencia y cualquier otro tipo de sucesos. Jorge Carretero, sin embargo, quiere que se cuide al fútbol y que se le dé lo que se merece y por ello ha solicitado a la Unesco que sea considerada bien de interés social. "La FIFA tiene más países afiliados que la ONU y por algo será. Nadie puede discutir la fuerza del fútbol para unir, para detener guerras, para que los niños vivan y disfruten. Es pura magia. No hay nada tan grande, ni un factor igual de integración social como el fútbol. Los ultras son una minoría. El fútbol no se lo merece. Se le maltrata. Los niños es a lo primero que juegan en lugares pobres o en guerra".

 

El camino recorrido por el que fuera portavoz de la Federación y hombre comprometido en la integración de la población penitenciaria y cuyos programas han sido utilizados por 80.000 reclusos no está siendo sencillo. "Quizás he sido un poco inconsciente, pero en el fondo lo he hecho pleno de consciencia. No buscaba el apoyo formal de una institución lúdica o material. No quería que nadie se pudiera beneficiar. Me dirigí a la Agencia de Cooperación de la Unesco que hay en el barrio de Moncloa. Entré en el edificio y me dijeron que sí, que ahí estaba la Unesco, concretamente en la quinta planta. La señora de recepción me dio el teléfono de la oficina, pero la señora Espinar, la delegada, no estaba y la señora que me contestó me debía solicitar una entrevista por mail. No quiso recibirme. Le pedí que me escuchara para saber si lo que le iba a plantear tenía sentido, pero nada. Tenía mucho trabajo y me dijo que fuera a París a la Unesco".

 

Tras este primer palo recibido, Jorge Carretero, vio como se abrían las puertas del cielo. "La señora de recepción, ajena por completo a la Unesco, se ofreció a ayudarme. Se lo expliqué y me dijo que me ayudaba a presentar la documentación, primero con la petición y después identificando quien soy y qué he hecho. Lo hizo y lo mandó a la web de la Unesco. Eso fue el 9 de febrero. Un mes más tarde todavía no habían contestado. Reclamamos de nuevo y lo hemos hecho otra vez en los últimos días y hasta la fecha. Cada día hay más adhesiones en diferentes países y todo gracias a la señora de recepción".

 

La petición está en la Unesco, pero de momento no se sabe nada de ello. "No sé si se reunen cada cinco días, cada año o cada tres años. Lo ignoro. No sé si hay más deportes, pero sí está el Espeto de la sardina o diferentes bailes. Si la Unesco dice que adelante, espero que todos tratemos mejor al fútbol. No prestamos atención al comportamiento de los padres, si educan a los niños de una manera u otra, las bengalas".

 

En España ya ha encontrado adhesiones. "La AFE, Del Bosque, LaLiga, el fútbol sala, en la Federación he hablado con Lopetegui, pero están mareando el tema. Igual hacen el ridículo, el CSD, el COE... No hay interés económico alguno. A nadie nos preocupa el fútbol y sus valores. Ganaría en reconocimiento. Nada más. Nadie se va a enriquecer de esto porque nadie va a poder comprar dos kilos de fútbol.

 

 

 

Fuente: marca.com

Mundo Fútbol Base
Mundo Fútbol Base • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress