Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Jueves, 19 de abril de 2018 | Leída 4935 veces
CANTERA

La Masia se aleja del Camp Nou

Guardar en Mis Noticias.

El Barcelona, que este curso batió el récord de inversión en fichajes, sufre con impotencia la constante fuga de canteranos.

Adrià Bernabé es un centrocampista ofensivo que llama la atención. Zurdo y con proyección ofensiva. De aquellos que alzan la cabeza cuando gobiernan el juego. Adrià, en realidad, no es más que un niño. Cumplirá 17 años el próximo mes de mayo. Y ha decidido -junto a su familia y sus representantes, los ex jugadores Iván de la Peña y Carles Puyol- que su etapa en La Masia del Barcelona concluirá este verano. No hay ánimo de renovar su vinculación. Su próximo destino, según avanzó el diario Sport, será el Manchester City de Pep Guardiola, Txiki Begiristain y Ferran Soriano. El club citizen sólo tendrá que hacerse cargo de los derechos de formación.

 

La dirección deportiva del Barcelona, comandada por Pep Segura, atiende con suma impotencia a los acontecimientos. Bernabé, futbolista que llegó a La Masia a los 12 años tras ser atrapado en el Espanyol, va camino de continuar con una diáspora a la que ya se unieron otros jóvenes como Sergio Gómez (Borussia Dortmund), Jordi Mboula (Mónaco) o Eric García (Manchester City). Apenas hubo lugar para la negociación en aquellos casos dadas las condiciones económicas ofrecidas por unos clubes que, además, acostumbran a prometer un salto casi inmediato al primer equipo. Algo que en la Ciutat Esportiva Joan Gamper se niegan siquiera a tratar.

 

[Img #14366]

 

 

Guillermo Amor y José Mari Bakero, responsables del fútbol formativo azulgrana profesional (Barça B, Juvenil A y Juvenil B), ambos bajo la tutela de Segura, tienen claras unas escalas salariales imposibles de estirar. Y también que no están dispuestos a formar parte de ese mercado persa en el que se han convertido los partidos de las categorías inferiores, con sobrepoblación de representantes de niños.

 

Con todo, el primer equipo del Barcelona está viviendo una dura regresión en cuanto a la presencia de canteranos en el primer equipo. De hecho, el último futbolista parido en La Masia que se ha estabilizado en la élite azulgrana ha sido Sergi Roberto. Un futbolista que, eso sí, debutó en noviembre de 2010. Hace más de siete años. Carles Aleñá, quien debería ser el siguiente en llegar, no ha jugado un solo minuto en esta Liga.

 

La dirección deportiva del Barcelona, que asiste a su vez a la pésima temporada de un filial despersonalizado y ya en puestos de descenso a Segunda B, tiene claro que debe comenzar a buscar talento joven en otros clubes formativos. Y también, que tendrá que seguir tirando de grandes inversiones para fortalecer al primer equipo.

 

Esta temporada, de hecho, el Barcelona ya hizo un gasto récord de 334 millones de euros en fichajes. Philippe Coutinho, el futbolista más caro de la historia del Barcelona (120 millones más otros 40 en variables), está cumpliendo al menos con su cometido en esta recta final de la temporada. El Barcelona está a punto de ganar la Liga. Bendito consuelo.

 

 

 

 

Fuente: Francisco Cabezas (elmundo.es)

Mundo Fútbol Base
Mundo Fútbol Base • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress