Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Jueves, 19 de abril de 2018 | Leída 562 veces
EDUCACIÓN

Este municipio permitirá a los árbitros de fútbol base expulsar y multar al público

Guardar en Mis Noticias.

El Ayuntamiento de Moncada (Comunidad Valenciana) pretende incluir en la nueva ordenanza municipal toda una serie de nuevas normas de conducta en el ámbito futbolístico. Con esta iniciativa, el Consistorio busca generar relaciones de respeto hacia los equipos rivales, hacia el árbitro y los entrenadores con el fin de moderar la actitud y el lenguaje de la afición que acude a las competiciones y los partidos de fútbol base «en un ámbito y unas edades en que tiene que prevalecer la vertiente lúdica y formativa sobre la competitiva».

 

De acuerdo con el Consistorio «las ordenanzas otorgarán autoridad a las recomendaciones de entrenadores y delegados de campo, hasta el punto de poder expulsar a espectadores poco cívicos e imponerlos incluso sanciones económicas o educativas».

 

[Img #14362]

 

 

Todo ello se produce después de que la concejalía de Participación del Ayuntamiento de Moncada haya llevado a cabo consultas y trabajo de campo para la redacción del Ordenanza de Convivencia, la cual marcará las pautas de civismo para la vida en común de los vecinos del municipio. Precisamente, el equipo técnico que se encarga del proceso ha contactado con servicios sociales, públicos y privados, servicios de mediación y representantes deportivos de Moncada.

 

De acuerdo con el Ejecutivo «la principal conclusión extraída de todo esto es que el ámbito del fútbol base recoge el mayor número de conflictos de convivencia, generadas habitualmente por las familias de los niños».

 

En esta línea, desde el Consistorio de Moncada se recordó que en los últimos tiempos se están ensayando en todo el mundo acciones contra la violencia en el fútbol, como las tarjetas azules dirigidas al público mal educado, o como el tercer tiempo, una tradición del rugby en la cual después de los partidos, los dos equipos enfrentados se juntan para compartir un refrigerio, rebajar las tensiones aparecidas durante la confrontación y generar camaradería.

 

 

 

 

Fuente: lasprovincias.es

Mundo Fútbol Base
Mundo Fútbol Base • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress