Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Lunes, 16 de abril de 2018 | Leída 156 veces
EDUCACIÓN

El proyecto educativo de un ex del Barça

Guardar en Mis Noticias.

Advance Inspiring, con Pitu Cortada al frente, fomenta la Responsabilidad Social Corporativa en el mundo del deporte.

Advance Inspiring es una alternativa inteligente al patrocinio clásico, esa es la carta de presentación de la primera consultoría estratégica y de gestión integral de proyectos de responsabilidad social corporativa especializada en el deporte a nivel europeo. La poderosa fuerza del deporte como herramienta de progreso y transformación social ha movilizado a multinacionales, instituciones, empresas, entidades privadas y públicas y a los propios atletas de elite a favor de impulsar iniciativas pioneras y eficientes. En Advance Inspiring creen que aún hay mucho camino por recorrer.

 

“Advance se sitúa, desde la sensibilidad y la responsabilidad, en la intersección del mundo del deporte y del ámbito social”, explica Josep Cortada, su CEO, exponiendo como ejemplo el hecho de que “cada vez son más las empresas que reconducen sus programas de responsabilidad social corporativa a favor de la infancia a través del deporte. Es una tendencia obligada porque el deporte posee una fuerza social tan influyente que es capaz de cambiar el mundo; lo dijo Mandela tras asestar el golpe más duro al apartheid gracias a los ‘Springboks’. Y también porque socialmente los niños y la juventud son los agentes de cambio más eficaces y más convencidos de su papel en la actualidad”.

 

Cortada fue el director ejecutivo de la Fundación FC Barcelona y uno de sus impulsores de 2010 a 2016. “La experiencia fue extraordinaria, en el Barça entendimos la necesidad de dimensionar la Fundació generando una sinergia muy potente con la marca para poner en marcha de proyectos. El resultado fue óptimo, resultó a plena satisfacción de los beneficiarios y de las empresas e instituciones a las que comprometimos con las necesidades de la infancia y la juventud”, rememora.

 

El factor Messi

 

Advance se ha situado, sin embargo, en un universo “muy distinto porque el Barça ya es en sí mismo una singularidad, algo que el resto de las sociedades o empresas del planeta no podrán ser nunca: un agente directo y universal de valores como respeto, humildad, esfuerzo y trabajo en equipo que cambian el mundo e inciden directamente en la formación y carácter de niños, jóvenes y de todas las personas”. Cortada señala el factor Messi como un elemento fundamental para el Barça. “Él lo simboliza todo en una sola persona, es sencillo y capaz de contagiar de esa sencillez a millones de ciudadanos. Es su gran valor”.

 

La misión y objetivos de Advance “es converger la Responsabilidad Social Corporativa de todo tipo de instituciones, grandes y pequeñas empresas o entidades humanitarias hacia proyectos con el lenguaje común del deporte, un lenguaje atractivo, directo, convincente e integrador capaz de transmitir mensajes sociales profundos y positivos en un contexto formativo, entretenido y lúdico. Nuestras propuestas ponen en valor y en contacto a toda la comunidad deportiva”.

 

A Cortada no le cuesta ver las ventajas y las sinergias del mercado, lleva dedicándose a ello más de una década: “Los estudios pedagógicos demuestran que los niños practicantes de deporte funcionan mejor en los estudios y se desarrollan con más madurez y equilibrio. Y si conseguimos inculcar en los niños el hábito del ejercicio, en el futuro ahorraremos mucho en medicamentos, asistencia y hospitales, es una inversión en salud”.

 

Advance, que ya ha arrancado programas sociales para corporaciones internacionales de peso, afirma que existe una sincera sensibilidad, tanto de entidades como de los cracks del deporte, en compartir su éxito y aportar mejoras sociales: “Pueden elegir entre proyectos por su cuenta o colaboraciones que multiplican la eficacia de determinados programas y objetivos”. Para Cortada “lo que realmente funciona es lo realmente práctico”, y explica el programa +Kesport! de la Federacio Catalana de Futbol que ha formado a más de 600 entrenadores infantiles. “A través de la magia educativa del fútbol se trabajó en el entorno de 5.000 niños y niñas federados, sus familias, los entrenadores, el vestuario y también se abordaron las actitudes violentas en la grada. El resultado está siendo muy positivo. El fútbol hace milagros”.

 

 

 

 

Fuente: Xavier Muñoz (mundodeportivo.com)

Mundo Fútbol Base
Mundo Fútbol Base • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress