Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Viernes, 6 de abril de 2018 | Leída 154 veces
ENTREVISTA

Undiano Mallenco: «El gran mérito lo tienen los árbitros del fútbol base»

Guardar en Mis Noticias.

Admite la crítica «respetuosa» y dice no tener equipo preferido. «Lo más grande que tiene el arbitraje es la libertad», afirma.

Navarro y pamplonica de 44 años, Alberto Undiano Mallenco ostenta un récord notable. Es el árbitro que ha dirigido más partidos en Primera División, 322 incluido el de hoy en Vigo. Se inició en esta tarea con 15 años, debutó en la élite española con 26 -el 10 de septiembre de 2000- y alcanzó la internacionalidad en 2004. Ha pitado dos finales de Copa del Rey, tres encuentros de la Supercopa de España y decenas de compromisos internacionales, incluidos tres en el Mundial de Sudáfrica'2010. Licenciado en Sociología por la Universidad Pública de Navarra y en Ciencias Políticas por la UNED, colgará el silbato al término de la temporada 2018-19, obligado por el límite de edad establecido en los 45 años. «Me dará mucha pena, pero hay que ir renovando».

 

- Existe un consenso en el sentido de que el arbitraje español goza de muy buena salud, pero sin embargo las críticas no cesan.

 

- Queda mal hablar de uno mismo, pero creo que el arbitraje español está muy bien considerado internacionalmente. Luego, como dice el refrán, nadie es profeta en su tierra. Pero no pasa nada; esto es así y sabemos convivir con la crítica. Mientras sea de manera respetuosa, no hay problema.

 

- ¿Uno se acostumbra a vivir perseguido por la polémica?

 

- En los países latinos en general, la polémica suele ir muy asociada al fútbol. Vivimos con ello. Evidentemente, nos equivocamos, pero trabajamos y creo que cada vez nos equivocamos menos, aunque hay jugadas grises que son muy complicadas.
 

- ¿Cuál ha sido el partido en que peor lo ha pasado?

 

- No sé. Quizás recuerdo los partidos de categorías regionales como de mayor dificultad. Ahí muchas veces arbitras solo, sin asistentes. Lo que ocurre es que en la élite todo tiene una repercusión tremenda y después de los noventa minutos llegan el análisis, las críticas... y el partido se hace muy largo. Los que realmente tienen mérito son los chicos que arbitran en el fútbol base; tampoco tienen protección y en esas categorías algunos fines de semana hay agresiones.

 

- Cada árbitro tiene su etiqueta. ¿Es usted de algún equipo?

 

- A las etiquetas no haces ni caso. Cada uno te tacha de una cosa en función de sus colores. Y no, no tengo equipo preferido. Ni de pequeño. Me gusta el fútbol y el deporte y trato de disfrutarlo sin forofismo. Vea el deporte que vea, me pongo la camiseta del árbitro.

 

- ¿No es siquiera un poco de Osasuna?

 

- Todo lo que sea bueno para el deporte navarro, pues bien, pero nunca he sido especialmente forofo de ningún equipo.

 

- ¿Y cómo lleva que antiguos compañeros juzguen su labor en prensa, radio y televisión?

 

- Bien. Me parece correcto que expliquen las situaciones. Hay alguno que está más desfasado, pero otros lo hacen muy bien.

 

- ¿En alguna ocasión se ha sentido condicionado o inducido a favorecer a algún equipo?

 

- Nunca, jamás. Lo más grande que tiene el arbitraje es la libertad. Independientemente de los equipos que jueguen, de lo que se haya dicho... el árbitro es libre para ejercer su trabajo. Tenemos que decidir en décimas de segundo, corriendo, a muchas pulsaciones, y la mayoría de las veces acertamos. Las estadísticas dicen que el porcentaje de acierto es del 95%.

 

- Su última temporada en ejercicio va a coincidir con la primera del VAR (videoarbitraje) en España. ¿Es partidario de este sistema?

 

- Sí, soy partidario. Esto ya no tie ne vuelta, es una realidad. Va a revolucionar el fútbol y el arbitraje, pero se hace para reducir el número de errores. Vamos a tener que trabajar y acostumbrarnos, pero estoy convencido de que nos va a ayudar. Va a requerir un periodo de adaptación, pero, a la larga, resultará muy positivo.

 

- De lo que no se pueden quejar es de sus remuneraciones...

 

- Estamos bien pagados, con respecto a un sueldo medio en la sociedad española, aunque si nos comparamos con el dinero que semueve en el fútbol estamos en una escala muy, muy inferior. Evidentemente, no tenemos que cobrar como un futbolista porque ellos son los grandes protagonistas y la gente paga la entrada o el canal de televisión para verles a ellos.

 

 

 

 

Fuente: ideal.es

Mundo Fútbol Base
Mundo Fútbol Base • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress