Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Martes, 6 de marzo de 2018 | Leída 328 veces
FORMACIÓN

Marina Ribas: «Se sigue pensando que el fútbol es un deporte sólo de hombres»

Guardar en Mis Noticias.

El campo de Sant Josep acoge una jornada para dar visibilidad al balompié femenino y apoyar la igualdad de género en la actividad deportiva.

El campo de fútbol de Sant Josep acogió ayer, con motivo del Dia de Balears, una jornada organizada por el colectivo Futbol per a la igualtat con el objetivo de reivindicar el papel de la mujer en el mundo del balompié y apoyar la igualdad de género en el deporte. Según Marina Ribas, delegada insular de este grupo y entrenadora del club josepí, todavía queda «mucho trabajo por hacer» en este apartado porque «se sigue pensando que el fútbol es un deporte sólo de hombres».

 

Algo más de medio centenar de niños y niñas participaron en la iniciativa de ayer, en la que se celebraron talleres, hubo una charla de Helena Serrano (futbolista de Formentera que llegó a jugar en Primera femenina con el Sant Gabriel y el Espanyol) y después se disputaron algunos partidillos.


Ribas explicó que ella misma ha visto, «trabajando en la escuela de fútbol», que hay «muchas niñas que piden jugar al fútbol, pero sus madres les dicen que no porque siguen pensando que este es un deporte de chicos, y prefieren apuntarlas a otras disciplinas que supuestamente son más femeninas».

 

[Img #14065]

 

 

Para la entrenadora del Sant Josep es fundamental trabajar con los niños y niñas que se inician en el balompié, tanto en el día a día como con jornadas como la que tuvo lugar ayer. «En el momento que empecemos a trabajar desde la base, y vayamos subiendo, vamos a conseguir que el fútbol femenino se equipare al masculino, pero por ahora seguimos teniendo valores y creencias un poco anticuadas», dijo.

 

Ribas explicó que en Balears puede haber equipos mixtos hasta la categoría infantil, pero a partir de cadetes ya no se permite esto. Recordó entonces el caso de Andrea Ródenas, jugadora del Sant Rafel que tuvo que pedir un permiso especial a la Federació de Futbol de les Illes Balears para seguir militando en cadetes en el club de toda su vida. Finalmente, el ente federativo accedió tras contar con el beneplácito de los diferentes clubes pitiusos, que se comprometieron a no impugnar los partidos. «Es completamente ridículo y absurdo que una mujer tenga que pedir permiso para jugar en un equipo en el que ha estado toda la vida. Es vergonzoso», declaró.

 

«Problema de valores»


La entrenadora ibicenca desveló que en este caso en concreto hubo algún club, del que no quiso desvelar el nombre, que «no veía normal» que Andrea pudiera jugar con niños en cadetes. «Decían que si no había Liga Femenina, pues que no la había. Si una persona piensa que una mujer no puede jugar al fútbol por el simple hecho de ser mujer, demuestra que tenemos un problema de valores muy grande», indicó.

 

Más que crear competiciones masculinas o femeninas, a Ribas le «gusta la idea de que convivan todos juntos porque es la manera perfecta de equiparar el trabajo futbolístico de un hombre y de una mujer». La entrenadora cree que en el ámbito profesional sí que hay una separación porque «mandan otro tipo de normas, en muchos casos». «Pero cuando hablamos de fútbol base nosotros sí que abogamos por una educación conjunta».

 

Ribas manifestó que para los niños más pequeños del Sant Josep «es lo más normal del mundo tener una compañera futbolista». Incluso nunca ningún niño se ha preguntado que tienen «una entrenadora mujer». «El problema tal vez lo tenemos los adultos», subrayó.

 

Ella vivió un episodio discriminatorio en el pasado. «Jugamos un torneo en un campo de la isla [que tampoco desveló]. Había un speaker amenizando el evento. Uno de mis jugadores se cayó en la final, entré para darle agua y el señor de la megafonía dijo: '¡Esa madre, que salga del campo! Si hubiera salido un hombre esa broma no se habría planteado. Me dolió. Ganamos y nadie se dio cuenta de que había una mujer que era la entrenadora», dijo.

 

 

 

Fuente: diariodeibiza.es

Mundo Fútbol Base
Mundo Fútbol Base • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress