Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Martes, 20 de febrero de 2018 | Leída 909 veces
EDUCACIÓN

Un jugador benjamín renuncia a celebrar un gol por atender al portero rival

Guardar en Mis Noticias.

Samuel Rozas chocó con el guardameta rival justo después de enviar el balón a la red y su primera reacción fue la de preocuparse por su estado.

Hernán Cortés y Ebro empataron a dos tantos en su partido correspondiente a la liga de Benjamín Preferente de Zaragoza, pero no fue el resultado lo que se recordará de este partido sino un gesto de deportividad entre niños de 9 y 10 años. Samuel, autor de los dos goles de los rojiblancos, chocó con el meta rival tras haber empujado con su puntera el balón a la red. Significó el 2-0 para los suyos, pero eso no fue lo que más importó ni a Samuel ni a sus compañeros. Un gol es un momento de júbilo excepto si ves que un rival, un niño como tú, está tendido en el suelo. Y eso pensaron Samuel Rozas, Ángel Larriba e Islam Chadli.

 

“No he celebrado el gol porque era más importante que él estuviera bien que celebrar el 2-0. Cuando vimos que se recuperaba, nos quedamos más tranquilos”, afirmó Samuel una vez terminado el encuentro.

 

En la imagen se puede observar que no hubo nada más importante para ellos que atender al guardameta del Ebro.

 

[Img #13942]

 

 

 

Fuente: heraldo.es

Mundo Fútbol Base
Mundo Fútbol Base • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress