Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Viernes, 2 de febrero de 2018 | Leída 3721 veces
CANTERA

La fuga de talento en el Barça se agrava con la marcha de una de las perlas de la Masia

Guardar en Mis Noticias.

El Barça ha perdido a una de las perlas de la Masia. Sergio Gómez ha decidido abandonar la disciplina blaugrana y enrolarse en el Borussia Dortmund. El club alemán pagará los 3 millones de euros de cláusula por hacerse con los servicios del juvenil de 17 años, subcampeón del mundo sub-17 con España y nombrado segundo mejor jugador del torneo hace apenas unos meses.

 

El talentoso centrocampista badalonés se ha decantado por el suculento proyecto deportivo del Dortmund, que le garantiza formar parte de la primera plantilla ya este 2018, además del aumento salarial sustancial que se presupone que tendrá. Motivos más que suficientes para empujar a un joven jugador todavía en fase de formación a tomar el camino del profesionalismo hacia un gran club, aunque ello signifique renunciar al sueño de llegar al primer equipo del Barça.

 

La pérdida de Sergio Gómez supondrá un nuevo revés para el fútbol base del Barça, tan alabado durante tanto tiempo pero que en los últimos tiempos ha visto cómo perdía algunas de sus mayores promesas. La fuga de talentos es algo recurrente desde la época de Cesc (Arsenal) y Piqué (Manchester United), pero la tendencia va al alza con jugadores que teóricamente parecen predestinados a llegar a lo más alto en el club catalán.

 

Son diversos los factores que influyen en las decisiones de los canteranos. Más allá de la mencionada propuesta deportiva y económica que garantiza un salto al fútbol de élite en edad juvenil, tampoco ayuda que en el primer equipo llegue gente de la casa en cuentagotas. El último en consolidarse entre los mejores fue Sergi Roberto, que ya tiene 25 años, lo que demuestra que las exigencias dentro del club -que no escatima recursos a la hora de fichar-, son cada vez mayores.

 

[Img #13774]

 

El Barça B, que debería servir de puente entre el fútbol base y el primer equipo, tampoco actúa como tal en los últimos años. Desde la entidad se ha priorizado resultados a corto plazo -primero el ascenso a Segunda, ahora la permanencia- con fichajes de futbolistas más hechos que taponan el ascenso y el desarrollo natural de la cantera. Sin ir más lejos, Sergio Gómez acumulaba 21 minutos con el Barça B de Gerard López, mientras que Phil Foden, mejor jugador del Mundial sub-17, ya ha debutado con el primer equipo de Manchester City. En concreto, Guardiola la ha dado entre liga, copa de la liga y Champions 202 minutos.

 

El caso de Sergio Gómez no es el primero ni será el último. Las renovaciones de juveniles con proyección como Abel Ruiz, Mateu Morey o Juan Miranda están congeladas desde hace meses, tal como informó el programa ‘Tu diràs’ de Rac1. También la de Oriol Busquets, mediocentro del filial que ya ha debutado con Valverde. Termina contrato el próximo verano y todavía no ha tomado una decisión.

 

Es obvio que salir del Barça no es garantía de éxito. De los innumerables jugadores que han abandonado la Masia estos últimos años sólo Bellerín (Arsenal), Icardi (Inter) y Grimaldo (a punto de fichar por el Nápoles) han llegado a alcanzar la cima. Aun así, tampoco es garantía de nada tener paciencia y esperar una oportunidad en el club de tus amores. Un ejemplo es Sergi Samper, quien rechazó varias ofertas procedentes de Inglaterra cuando era una de las grandes promesas. Apostó por quedarse, pero las cosas no le han ido como desearía.

 

Para el club es difícil blindar a este tipo de jugadores, ya que considera que las cláusulas “deben ser proporcionales a los salarios”, tal como argumentaba el pasado verano Josep Vives, portavoz del Barça, cuando era preguntado por la marcha de Jordi Mboula al Mónaco. El club monegasco pagó los 3 millones de cláusula y le garantizó un puesto en el primer equipo. Pese a ello, Leonardo Jardim todavía no le ha hecho debutar.

 

Eric García fue otro de los canteranos que se marchó el pasado verano, en este caso al City a razón de 1,8 millones. Pero ni el conjunto inglés se salva del hurto de talento. El inglés Jadon Sancho, compañero de Foden en el Mundial de India y también nacido en el año 2000, dejó a los Citizens por el Dortmund y en apenas unos meses ya ha encontrado hueco en el primer equipo -ha jugado los noventa minutos en los últimos tres partidos-. Sin duda, el extremo es el espejo en el que se mirará Sergio Gómez.

 

 

 

 

Fuente: lavanguardia.com

Mundo Fútbol Base
Mundo Fútbol Base • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress