Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Lunes, 29 de enero de 2018 | Leída 574 veces
MEDICINA

Aparato locomotor — Estructura, funciones, enfermedades y tratamientos

Guardar en Mis Noticias.

Se puede definir al aparto locomotor como un conjunto de sistemas que permiten y dan la habilidad del movimiento al cuerpo de los humanos, y de cualquier ser vivo, así como presentan cualidades de protección para los órganos y el cuerpo en sí.

 

El aparato locomotor está compuesto por varios sistemas, como por ejemplo el de los músculos, y el de los huesos que son los principales, y debido a esto también se le puede reconocer como el sistema muscuesquelético aunque también se pueden presenciar en él otros sistemas como el arterial y venoso, y el nervioso.

 

Para este existen muchas enfermedades que pueden afectarlo, por ende los movimientos y funciones principales de los mismos se ven totalmente comprometidos, debido a que gracias a estos es que el cuerpo puede realizar distintas acciones e inclusive mantener el equilibrio, gracias a la fuerza que proporcionan los músculos.


 
Para poder combatir con las patologías que se puedan presentar en este aparato, que son desde enfermedades, hasta traumatismos (o para una mejor comprensión ,”golpes”), se debe acudir a varios médicos especialistas, aunque el encargado de tratar a lesiones del aparato locomotor es el reumatólogo.

 

[Img #13738]

 

 

¿Qué es el aparato locomotor?

 

También conocido como el sistema muscuesquelético esta formador por diversos sistemas en el cuerpo como el sistema muscular, los tendones que unen a los huesos, y las articulaciones ligamentos y huesos, que comprenden al sistema osteoarticular.

 

El aparato locomotor se fundamenta en sus dos elementos principales, los cuales son los huesos, y los músculos. Este es un conjunto de sistemas integrados, por lo que no se puede decir que el sistema muscuesquelético es un sistema autónomo ni independiente, debido a que aparte de los elementos principales, este también tiene algunos sistemas como el nervioso que es el que se encarga de mandar y modular las ordenes motoras.

 

Este sistema está conformado por todos los sistemas mencionados, que son los encargados de que el cuerpo pueda generar y originar movimientos voluntarios e involuntarios. Los sistemas que conforman la estructura de este aparato se clasifican en dos, el óseo y el muscular

 

El sistema muscular está conformado por los músculos y los tendones, los cuales recubren a todo el sistema óseo proporcionándoles protección y movimiento al cuerpo, mientras que el sistema óseo se puede decir que es el elemento pasivo de el aparato locomotor, y este está conformado por los huesos, los cartílagos, y los ligamentos articulares.

 

Estructura


Como se logró observar en la explicación de lo que comprende al sistema muscuesquelético, se puede decir que esta básicamente estructurado por los huesos, y los músculos, aunque también se apoya de algunos otros sistemas como el nervioso, las arterias y las articulaciones. A continuación se dará una breve explicación de cada uno de ellos, para así comprender un poco mejor como es el funcionamiento de cada parte de este, aunque todos son igual de fundamentales para el funcionamiento del mismo.

 

Músculos


Los músculos son todos aquellos órganos que tienen la capacidad de contraerse, gracias a esto los cuerpos de todos los seres humanos y de algunos animales tienen la habilidad de moverse, estos tienen como función principal la de proteger los órganos y los huesos del mismo, debido a que se relacionan íntimamente con los huesos, y forman parte de la estructura de algunos órganos. La fibra muscular es la unidad funcional y estructural del músculo, y este se encuentra formado por tejidos musculares.

 

Una curiosidad con respecto a la palabra musculo es que proviene del latín, debido a que “mus” significa ratón, y “mulus” se define como pequeño, esto es debido porque en la antigüedad se creía que estos tenían la forma de un pequeño ratón.

 

El tejido muscular está conformado por células fusiformes las cuales se encuentran constituidas por el sarcolema que se puede definir como la membrana celular, y el sarcoplasma, el cual se caracteriza por contener a los orgánulos, la mioglobina, el núcleo celular, y a su vez por un complejo entramado proteico de fibras, cuyos nombres son miosina y actina, las cuales al ser sometidas a algún estimulo eléctrico o químico entran en un proceso de contracción que es su principal propiedad.

 

Las proteínas mencionadas anteriormente se les reconocen debido a que tienen una peculiar forma de hélice, o helicoidal, la cual le permite que al momento de activarse se unen y empiezan a rotar como las hélices de un helicóptero, y gracias a esto el musculo se contrae. Cuando los músculos generan un solo movimiento se pueden observar varios procesos de unión y a la vez de desunión de las miosinas y las actinas.

 

Articulaciones


Las articulaciones no son más que la unión entre dos huesos que existe en los cuerpos tanto de los humanos como de los animales, las cuales se clasifican según el tipo de tejido que cumpla con la unión de los mismos, sus clasificaciones son las siguientes.

 

  • Diartrodias
  • Cartilaginosas
  • Sinoviales
  • Fibrosas


En el cuerpo humano se pueden encontrar diferentes tipos de articulaciones como por ejemplo la diartrosis, las cuales poseen la mayor complejidad o amplitud de movimiento de todas; la sínfisis, las cuales se caracterizan por brindar un movimiento monoaxidal y la sinartrosis, las cuales no poseen o brindan ningún tipo de movilidad.

 

En la anatomía se puede encontrar una rama especializada justamente en el estudio del comportamiento de las articulaciones que se puede encontrar como artrología.

 

Huesos


Los huesos son conocidos como los elementos débiles del aparato locomotor, debido a que estos dependen de la protección y la fuerza que les proveen el sistema muscular, estos están compuestos por diferentes tejidos, entre los cuales se pueden encontrar unos blandos y otros duros. Los huesos son órganos firmes, duros, y a la vez resistentes, los cuales forman parte del endoesqueleto de los vertebrados.

 

El tejido principal del sistema óseo es el tejido duro, el cual tiene característica muy especiales de conectividad, y que a su vez se encuentra constituido por células conocidas como osteocitos y componentes extracelulares calcificados.

 

En total existe una cantidad asombrosa de 206 huesos que conforman el esqueleto de los seres humanos. El periostio es una cubierta superficial de tejido conectivo fibroso, a los cuales se les puede encontrar en sus superficies articulares una cobertura de tejidos conectivos cartilaginoso.

 

[Img #13737]


 
 

Los componentes o tejidos blandos se conforman por los tejidos conectivos mieloides, la medula ósea, el tejido adiposo y el tejido hematopoyético. Se pueden encontrar vasos y  nervios en los huesos, los cuales tienen la función de irrigar e inervar la estructura de todos los huesos.

 

En estos órganos se pueden encontrar diversas formas, las cuales cumplen con distintas funciones dependiendo de la ubicación de los mismos, con una estructura compleja, pero que resulta muy funcional, la cual determina su morfología. Una característica interesante de los huesos es que son extremadamente livianos, pero esto no tiene nada que ve con su resistencia, debido a que son órganos realmente fuertes y resistentes.

 

Coloquialmente se ha determinado una visión del hueso dándole una definición de una estructura inerte, esto se debe a que al descomponerse un cuerpo, lo único restante son las piezas y la estructura ósea, dejando huesos secos y sin ningún rastro de materia orgánica.

 

Cuando se quiere hacer referencia a todos los huesos en conjunto, se dice que estos comprenden al sistema óseo del algún cuerpo, y cada uno de ellos cumple con una función determinada, y trabaja en conjunto con la pieza siguiente para poder ejercer los movimientos necesarios para que el cuerpo pueda desarrollar su vida.

 

Nervios


Son un componente muy importante del sistema nervioso periférico, a los cuales se les define como un manojo de prolongaciones nerviosos a los cuales se les puede distinguir por su sustancia de color blanco, a los que se les caracteriza por sus respectivas formas de cordones que logran hacer que el centro nervioso entable una comunicación con todo el cuerpo.

 

Los nervios son un conjunto de fibras elásticas, o también conocidas como axones, que en algunas ocasiones son dendritas, a las que se pueden encontrar asociadas mediante un tejido conjuntivo.

 

Los nervios son capaces de enviar impulsos nerviosos, a los cuales se les considera como los potenciales de acción, que son ondas eléctricas que pueden viajar a velocidades realmente increíbles, cuyo lugar de nacimiento se puede encontrar en el cuerpo celular de la neurona, para luego propagarse velozmente mediante el axón hacia el extremo de los mismos, donde ocurre el proceso de la sinapsis, que gracias a este se logra transmitir el estímulo hasta otra neurona, o en su defecto a un órgano efector, como por ejemplo una glándula, o una fibra muscular, dependiendo de la acción que se necesite, o el estímulo que reciban.

 

Funciones del aparato locomotor


El aparato locomotor necesita de todos los sistemas que lo componen para poder funcionar correctamente, debido a que solo podrá hacerlo, si todos estos trabajan en conjunto, ya que los huesos dependen de los músculos, y para poder unirlos se necesitan las articulaciones, así como los nervios los cuales resultan muy importante, puesto que estos son los que reciben los estímulos y envían señales al cerebro para que este sistema se active.

 

Entre las principales funciones que pueden observarse del sistema muscuesquelético están el dar soporte y equilibrio al cuerpo, y a su vez proveen la habilidad de que este pueda moverse, para que así logre desempeñar actividades necesarias para la vida.

 

Se puede decir que mientras más músculos estén involucrados  en una articulación, puede otorgarle al área una mayor capacidad de movimiento, un ejemplo claro de esto son las articulaciones de los hombros de los seres humanos.

 

En el interior de los huesos existe la presencia de medula roja, la cual es creada en ese lugar, y tiene la habilidad de generar glóbulos rojos, cuyo proceso es sumamente importante para el mantenimiento de la sangre y la vitalidad del cuerpo, debido a que en algún posible caso en el que exista una pérdida de sangre, el hueso tendría la capacidad de generar más medula roja.

 

Gracias a este sistema, el cuerpo puede mantener una temperatura corporal estable, claro esto mientras trabaje en conjunto con la sangre.

 

Los tendones tienen un rol muy importante, extendiéndose sobre las articulaciones pueden mantenerlas estables, como es el caso de los hombros y las rodillas, incluso pueden ocuparse de los movimientos más simples, como los del rostro.

 

Enfermedades


El aparato locomotor puede sufrir de muchas enfermedades y patologías, y se pueden considerar como una de la lista de afecciones que más afecta a la población mundial, debido a que existen más de 200 enfermedades conocidas para el sistema muscuesquelético.

 

Estas enfermedades no son causa de muerte rápida, por lo que no se les ha tomado mucha relevancia en cuanto a prioridad médica, aunque se han estudiado debido a la gran cantidad de personas que sufren de las mismas, puesto que reducen la calidad de vida en niveles muy bajos.

 

Se puede decir que aproximadamente el 20% de la población mundial sufre de alguna afección de este tipo, a las cuales se les denomina como reumáticas, debido a que el especialista médico que trata con estas es el reumatólogo. Las enfermedades reumáticas son la principal causa de invalidez en los lugares más poblados del mundo, por lo que cada vez más, se puede notar como sube el nivel de preocupación con respecto a las mismas.

 

Debido a que el aparato locomotor está compuesto por varios sistemas, las enfermedades reumáticas afectan a diversas partes y órganos del cuerpo, entre los cuales están comprendidos, los músculos, los huesos, los cartílagos, las articulaciones, el sistema arterial, y el sistema nervioso, y a medida que estos son atacados, y deteriorados, se puede observar una pérdida de movimiento, que puede terminar en parálisis o incapacidades parciales, y en casos más graves completas.

 

Entre las patologías más comunes que se pueden diagnosticar del aparato locomotor, son las enfermedades autoinmunes, como por ejemplo la polimialgia reumática, o el lupus eritematoso sistémico, las artropatías inflamatorias, artropatías micro-cristalinas, artrosis, reumatismo de partes blandas, osteoporosis, fibromialgia, y dolor lumbar y cervical, entre muchos otros. Los aquí mostrados son una pequeña parte de la gran lista de enfermedades que pueden afectar a este aparato.

 

Tratamientos


Los tratamientos del aparato locomotor son muy importantes para poder determinar si la parte afectada podrá seguir teniendo movimientos, o no, aunque esto depende de los grave de la patología, debido a que existen muchas de estas las cuales no poseen ningún tipo de tratamiento, aunque si existen medidas preventivas, y terapias para mejorar el dolor.


 
Entre las especialidades que pueden visitarse cuando se tiene alguna de estas patologías pueden ser la reumatología, que es la principal, la traumatología, y para las terapias de movimiento también se puede optar por la fisioterapia.

 

- Los reumatólogos son los que podrán observar la enfermedad con un punto de vista más crítico, debido a que son los especialistas del aparato locomotor, aunque los traumatólogos son de gran ayuda, sobre todo si se sufren traumatismos (golpes) por accidente, por agresión, de cualquier tipo, debido a que en su mayoría estos afectan al sistema muscuesquelético, así como en casos donde alguna articulación o musculo quede parcialmente inmóvil debido a un gran golpe, e incluso los músculos o huesos, se puede optar por acudir a una fisioterapia, debido a que estas terapias se basan en tratamientos físicos, en las cuales se hace que los pacientes cumplan con algunas actividades rutinarias que en la mayoría de los casos, mejoraran los movimiento.


- En algunos casos para poder mejorar, o arreglar problemas en los músculos o en los huesos, es necesario proceder quirúrgicamente, debido a que en la actualidad existe la posibilidad de arreglar determinados problemas mediante una operación, que pueden ser desde simples, hasta totalmente complejas.


- Lastimosamente existen muchas patologías a las cuales no se les conoce cura, y los tratamientos son exclusivamente para mejorar los síntomas, como por ejemplo disminuir el dolor, aunque no sean muy notorios los efectos, pueden hacer una gran diferencia. La mayoría de estas patologías atacan a las personas de la tercera edad, como por ejemplo a osteoporosis, que implica que la superficie de los huesos se vuelva porosa, y por lo tanto el hueso se vaya volviendo mas frágil, y tienda a quebrarse solo.


- La toma de vitaminas, pero por sobre todo la vitamina D, y suplementos alimenticios, así como las actividades físicas constantes son extremadamente necesarias para poder mantener una salud constante en el aparato locomotor, debido a que un estilo de vida sedentaria puede acarrear varios problemas como los anteriormente mencionados.
Las visitas a los médicos especialistas también resultan muy efectivas para evitar este tipo de enfermedades, debido a que son los mismos médicos que dicen esta frase, “es mejor prevenir que lamentar”, por lo que con los exámenes adecuados en un buen tiempo, se podrá tratar los síntomas logrando en algunos casos evitar que esta se desarrolle.

 

 

 

 

Fuente: recursosdeautoayuda.com

Mundo Fútbol Base
Mundo Fútbol Base • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress