Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Miércoles, 24 de enero de 2018 | Leída 1287 veces
PSICOLOGÍA

Dejadme ser un niño y disfrutar del fútbol

Guardar en Mis Noticias.

Sé lo que todos vosotros me queréis. Cada uno me lo demuestra en todo momento y en todas partes, y en honor a ese cariño que me tenéis y que yo también siento hacia vosotros, quiero que me déis la posibilidad de ser libre y crecer de la manera más pura.

 

Dejadme jugar con la alegría que represento. Dejadme ser un niño, que a mí me gusta serlo.

 

No queráis que logre cosas que tal vez sean importantes, pero en otro momento, y que buscarlas ahora representa perder otras cosas que para mí hoy son más importantes. Dejadme vivir la edad que tengo, pues sólo pasa una vez por mi vida.

 

No os desesperéis por mis derrotas y menos aún no os sintáis derrotados, pues el dolor que me produce perder, termina un instante después y ya ni me acuerdo, y enseguida vuelvo a sentir alegría por jugar y ser un niño.

 

[Img #13696]

 

 

No busquéis triunfos a través mío, no pretendáis hacerme como vosotros eráis o no pudistéis ser. Soy una persona diferente, un niño, y quiero seguir siéndolo.

 

En el club donde me lleven, quiero que me eduquen para llegar a ser una buena persona primero y después jugador. No queráis que sea un chico grande, conformaros con que sea un gran chico.

 

Sé lo que sufrís fuera del campo cuando juego. No me gusta que sea así, pues en ese momento soy feliz. Estoy jugando. Y desde dentro parece que vosotros, los de fuera, compitieran por nosotros, que sufrierais por el triunfo que no llega o las jugadas esperadas que no puedo brindarles.

 

Pero si me dierais tiempo y entendierais que eso ahora tiene que ser así, que en el deporte como en la vida todo tiene su tiempo, seguramente algún día os lo pueda dar o a lo mejor no, pero lo que vale siempre es lo que intente.

 

Por favor… Dejadme jugar sin presiones, sin retos muy elevados, sin tantas correcciones, sin veros preocupados y, a veces, hasta discutiendo por mí.

 

Por favor… Dejad que juegue sólamente, dejad que me divierta, dejad que sea feliz. Soy un niño, no lo olvidéis, y sólo lo soy una vez en la vida.

Mundo Fútbol Base
Mundo Fútbol Base • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress