Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Lunes, 25 de diciembre de 2017 | Leída 568 veces
ENTREVISTA

Ibai Gómez: "Entrenar a chavales es mi debilidad"

Guardar en Mis Noticias.

Todo conducía hacia la enésima derrota del Alavés cuando hace un par de semanas el Girona ganaba 2-0 en el minuto 62. Entonces apareció Ibai Gómez (Bilbao, 1989) para remontar el encuentro con el primer hat-trick de su vida y darle una bienvenida triunfal a Abelardo. A esa victoria le siguió la de hace unos días contra Las Palmas, con otro tanto del ex del Athletic, quien en la conversación con EL MUNDO repite una docena de veces la palabra "confianza" para explicar el cambio de tendencia del equipo.

 

Nunca en su carrera había vivido el cambio de un entrenador y este año ya ha tenido tres. ¿Cómo lo está llevando?


No lo he llevado nada bien, soy bastante sentimental y me fastidia que una sola persona pague por los errores de todos.


Quizá también porque es entrenador desde que era un crío.


He estado 13 temporadas entrenando en el Santutxu [un pequeño equipo de Bilbao que preside su padre] hasta este año, que lo he tenido que dejar porque era prácticamente imposible compaginarlo. Lo echo de menos, entrenar a chavales es mi debilidad.


¿Cómo surgió?


Hasta mi último año de juveniles jugaba bastante poco con mis equipos, porque tuve un desarrollo tardío, había mucha diferencia de fuerza entre mis compañeros y yo. Los fines de semana me faltaba algo y mi aita me ofreció coger un equipo de chavalitos de 4 y 5 años y a partir de ahí me enganché totalmente. En cuanto pueda retomarlo, lo haré. Estuve hablando este verano con el Alavés para hacerme cargo del infantil, pero no cuajó. Quizá la temporada que viene.


Los chavales le respetarán más que a un desconocido.


Los primeros días les llamas un poco más la atención, por ser un jugador de Primera, pero luego se acostumbran y el día a día es normal. Cuando les toca jugar menos, las malas caras son las mismas.


¿Se ve en el futuro como entrenador profesional?


Es algo que tengo el mente, lo tengo muy claro. Quiero ser entrenador, en cualquier categoría, sea chavales, en Tercera o donde sea. Me apasiona totalmente.


Desde su doble faceta de entrenador y futbolista: ¿Qué diría que les ha aportado Abelardo?


Según llegó, nos dio a todos mucha confianza, nos dijo que teníamos que salir al campo a disfrutar y hacer lo que sabíamos. Ha implantado un sistema con el que nos sentimos más cómodos y al fin estamos demostrando que sabemos atacar. Nos ha devuelto la confianza en nosotros mismos.


Es como si les hubiese convencido de que no eran tan malos como decía la clasificación.


Puede que en parte sea así. Luis [Zubeldía] y Gianni [de Biasi] también querían aportarnos esa confianza. Las cosas no nos salieron, pero el Pitu sí que lo ha logrado. Nosotros estamos muy contentos con él y él ya ha dicho que se siente muy arropado por todo el mundo.
Daba la sensación de que con De Biasi llegaron a perder la confianza en ustedes mismos.
Más que por el entrenador, era por los resultados, pero es cierto que el cambio del Pitu ha sido a tremendamente positivo y hemos entrado en una dinámica de confianza, de jugar con más soltura. Cuando tienes confianza, todo te sale mucho mejor, como en cualquier trabajo.


¿Había marcado alguna vez tres goles en un partido?


Jamás, ni siquiera en categorías inferiores.

 

 

 

 

 

Fuente: elmundo.es

Mundo Fútbol Base
Mundo Fútbol Base • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress