Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Lunes, 23 de octubre de 2017 | Leída 2121 veces
EDUCACIÓN

Graves incidentes en un partido de cadetes

Guardar en Mis Noticias.

La violencia volvió a hacer acto de presencia hace unos días en el fútbol base aragonés con unos incidentes que protagonizaron varios padres y que forzó al árbitro del encuentro a suspender el mismo.

 

El partido que se disputó entre La Muela y el CD Ebro de Segunda Cadete del grupo uno tuvo que ser suspendido en el minuto 57 por el colegiado tras el segundo incidente entre padres de uno y otro equipo, después que en el minuto 26 hubo una tangana entre aficionados dentro del campo de juego.

 

[Img #13096]

 

 

Todo comenzó en el minuto 26 de la primera mitad, cuando tras la expulsión de un jugador local al realizar una fuerte entrada a un jugador del Ebro, uno de los espectadores, según apunta el colegiado Alejandro Ruiz, «identificándose como el padre del jugador del Ebro que recibió la entrada, entró al terreno de juego a increpar la acción del jugador que fue expulsado, creándose una tangana entre los padres de los dos equipos, quedando parado el partido cuatro minutos». Desde el CD Ebro se quejan del comportamiento del jugador expulsado durante el resto del partido, que recoge el colegiado en el acta. «El jugador expulsado siguió increpando a los jugadores del Ebro», indica el colegiado del encuentro.

 

Tras serenarse algo los ánimos, el partido continuó hasta que en el minuto 57, el colegiado decidió suspender el choque debido a que los incidentes volvieron a repetirse en la zona de gradas al lado de los banquillos. Tuvo que personarse la Guardia Civil. «En el minuto 57 decido suspende el choque debido a los incidentes que vuelven a repetirse en la zona de la grada junto a los banquillos, encarándose varios espectadores de los dos equipos», según reza el acta.

 

El colegiado solicitó a la Guardia Civil, que se presentó en el campo de fútbol, pero que al no garantizar la seguridad al colegiado durante lo que restaba del partido, este decidió «suspender definitivamente el partido».

 

 

 

Fuente: heraldo.es/aficion

Mundo Fútbol Base
Mundo Fútbol Base • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress