Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Lunes, 16 de octubre de 2017 | Leída 417 veces
FORMACIÓN

Menos partidos para los niños de doce años

Guardar en Mis Noticias.

La Diputación, la Real y la Federación acuerdan una normativa que busca mejorar la conciliación del ocio de familias y menores, y regula los fichajes de alevines.

Llegan cambios al deporte escolar guipuzcoano que pretenden mejor la conciliación del ocio de las familias y de los niños y niñas hasta 12 años. A partir de ahora tendrán la posibilidad de tener menos entrenamientos y jugarán menos partidos. Además, regula la movilidad entre clubes, para limitar los fichajes en alevines.

 

Los cambios se recogen en la modificacion de la orden foral que regula la tecnificación deportiva para escolares, publicada el miércoles en el Boletín Oficial de Gipuzkoa, la cual establece el nuevo marco sobre el que debe organizarse la categoría alevín de segundo año (12 años). Está previsto que en el ejercicio 2018/19 se extienda a la infantil (13 y 14 años). Los cambios, según la Diputación, cuentan con el acuerdo de la Real, la Federación de Fútbol y la mayoría de clubes de Gipuzkoa, si bien hay nueve entidades (Antiguoko, Kostkas, Vasconia...) que no lo ven con buenos ojos. Estos clubes se reunieron ayer y han acordado enviar una carta a la Real para pedir una reunión.

 

[Img #13034]

 

Las modificaciones son las siguientes. Hasta el curso pasado los menores inscritos en un club realizaban dos entrenamientos en el centro escolar y un partido cada sábado, además de otros dos entrenamientos en la entidad deportiva y un total de diecisiete jornadas de competición. Era lo que se conocía como la etapa de rendimiento y contaba con 45 equipos.

 

La normativa foral establece ahora la reducción de la etapa de rendimiento a 24 conjuntos. Los menores que se encuentren en esta fase podrán hacer un mínimo de un entrenamiento en el colegio y en el club y hasta un máximo de dos en ambos casos. Habrá catorce jornadas de competición.

 

El resto de clubes que no estén en la estructura de nueva creación, quedan encuadrados en un nueva que se denomina de perfeccionamiento y en la que se les pide que «su trabajo esté orientado más al aprendizaje que a la competición», explica la directora de Deportes de la Diputación de Gipuzkoa, Goizane Álvarez. Los equipos encuadrados en esta nueva fase intermedia tendrán dos entrenamientos en el centro escolar y otro en el club. Las entidades deportivas pueden pedir un segundo entrenamiento. Deben avalar su petición con un proyecto de formación trabajado con la Real y contrastado por la entidad local responsable del deporte escolar. «El objetivo es evitar las fricciones que han surgido entre las diferentes modalidades deportivas y la orientación al deporte escolar con el fútbol», explica Álvarez.

 

Los 24 clubes que participarán en la estructura de rendimiento serán designados por una comisión tripartita formada por la Diputación, la Federación Gipuzcoana de Fútbol y la Real. Entre los que se han tenido en cuenta están los méritos deportivos o el equilibrio territorial, por ejemplo. «Se partió de un consenso previo con los equipos para que en todos los puntos del territorio haya algún equipo de iniciación al rendimiento», afirma la directora.

 

Además de la de rendimiento y la de perfeccionamiento, hay una tercera línea de trabajo, la de fútbol de base. «Si un club tiene dos equipos. Uno participará en una de las etapas anteriores y el otro en esta última», detalla la responsable foral.

 

Regulación de la movilidad


Por otra parte, una de las principales particularidades de la norma es la regulación de la movilidad entre estructuras deportivas en edad escolar. Con ello, se pretende terminar con la política de fichajes en la categoría y que tantos problemas había surgido entre los clubes de fútbol. Como norma general, el límite territorial para hacer deporte en esas edades será el propio municipio de residencia o el centro de estudios en el que esté matriculado el menor. En el caso de localidades de más de 50.000 habitantes, el ámbito puede ser inferior al municipal. «Hay una series de excepciones por las que se podrá solicitar permiso a la Diputación para que el niño se integre en un club distinto al que le corresponde. Serían cuestiones de talento, planificación familiar y socioeconómicas», señala Álvarez.

 

[Img #13033]

 

 

Por último, la orden también establece el adelanto de la edad de iniciación al deporte escolar de los ochos a los seis años. La nueva estrategia, pretende prevenir el abandono que en el ente foral han detectado que se produce cuando los niños llegan a los 12 y 13 años. La aplicación de esta medida es voluntaria para los centros escolares durante el cuso vigente y se extenderá de manera obligatoria al resto de la red educativa desde el ejercicio 2018/19.

 

 

Fuente: diariovasco.com

Mundo Fútbol Base
Mundo Fútbol Base • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress