Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Viernes, 6 de octubre de 2017 | Leída 202 veces
PSICOLOGÍA

Superarte a través de tus compañeros

Guardar en Mis Noticias.

"Cada vez está más difícil ser titular en este equipo", es una frase de Filipe Luis que leí el domingo en Marca. Leída desde el prisma de la psicología deportiva, es un invite a hablar de la superación. Tener compañeros con mucho talento tiene ventajas y desventajas. Cuando juegas en un equipo en el que eres el mejor, salvo que tengas mucho pundonor y un ánimo de superación constante, la mente, de forma no consciente, tiende a relajarse. ¿Por qué? Por inteligencia y sentido común. Nuestro cerebro realiza constantemente valoraciones no conscientes sobre el esfuerzo que requiere una situación, ya sea partido o una entrevista de trabajo. Valora si el rival, si los compañeros o si el momento requieren de todo tu cien por cien, o si, siendo un rival apartemente inferior, puede ahorrar recursos que necesita en una siguiente ocasión. No es cuestión de no tener actitud. Solo es cuestión de supervivencia.

 

Pero cuando en el propio equipo tienes compañeros tan buenos como tú, eso permite superarte cada día, porque hay alguien que te pone el listón alto. Cada día lidias con la experiencia de dar tu mejor versión. Muchos deportistas tienden a relajarse en los entrenamientos porque reservan la competitividad para el día del partido, de tal manera, que su lado competitivo solo sale una vez o dos a la semana. Pero cuando tienes que competir cada entrenamiento, competir se convierte en un hábito, y a la hora de jugar el partido, competir está en tus genes, no es algo que tengas que convocar. La experiencia con la intensidad permite dar lo mejor en cualquier ocasión. Hay muchos deportistas que tardan en meterse y que la exigencia del partido a veces les bloquea. Pero cuando tienes que disputar la titularidad hasta en los entrenamientos, esa dureza forma parte de tu filosofía de juego. Y todos sabemos que este es un rasgo del Atlético de Madrid.

 

[Img #12963]

 

Para que esta superación constante sea una ventaja y no un factor de bloqueo, el futbolista tiene que interpretar que su propio talento, junto a su espíritu de sacrificio, trabajo, esfuerzo y constancia, le llevarán a disputar una oportunidad con sus compañeros. Porque, en el momento en el que el jugador estima que ni su talento ni su esfuerzo son suficientes para competir internamente, se desmotiva y pierde la ilusión y la esperanza.

 

En estas situaciones, en las que hay tanto talento entre todos, el feedback del entrenador es fundamental. Es el líder quien tiene que reforzar, dar seguridad, inspirar confianza y motivar, para que todos crean firmemente que tienen una oportunidad. Sin oportunidad, sin esperanza, se desvanece la capacidad de superación. Y con ello, los jugadores dejan de invertir valores y genialidad porque anticipan que no tendrán premio. Es importante que cada miembro del equipo sepa que cuenta con el apoyo y la confianza para poder ser protagonistas.

 

 

Fuente: Patricia Ramírez (marca.com)

Mundo Fútbol Base
Mundo Fútbol Base • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress