Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Martes, 3 de octubre de 2017 | Leída 268 veces
HISTORIA

Luka Modric, ese pequeño genio. Sus inicios, sus padres, su carrera.

Guardar en Mis Noticias.

Un 9 de septiembre de 1985, en la localidad de Zadar, en la antigua Yugoslavia, nació este mago, Luca Modric, en el seno de una familia que, como muchas otras, tuvo que desplazarse por la Guerra croata de Independencia.

 

Años más tarde, pudieron recuperar su hogar, en Zaton Obrovacki, pero para que el chico de oro siguiera con su sueño de perseguir la pelota, sus padres debían permanecer en Zadar, trabajando como técnico aeronáutico en el aeropuerto y como costurera, respectivamente.

 

Tras esto, y a los dieciséis años, Luka fichó por el Dinamo de Zagreb, aunque se marchó cedido al Zrinjski Mostar, de la liga bosnia, donde fue elegido como el mejor jugador, lo que le sirvió para regresar a Croacia, al Inter Zaprešić, en calidad, también, de cedido.

 

En 2005, Modric pudo permanecer en su conjunto original, coronándose campeón de Liga, su primer título como profesional, pero eso no fue todo, ya que las dos siguientes campañas se haría con la Copa y el campeonato nacional de forma consecutiva.

 

Por estos triunfos, muchos equipos se interesaron en él, como el Tottenham, que se hizo con sus servicios por una cifra de alrededor de 20 millones de euros, el más caro de la historia del club hasta el momento.

 

Los primeros meses en Londres fueron difíciles para el croata por las críticas de la prensa, quienes le tachaban de ‘jugador blando’ para la Premier, pero tras esto, el centrocampista se hizo un hueco con Harry Redknapp como entrenador, sustituyendo a Juande Ramos.

 

Sus brillantes partidos hicieron que el mundo del fútbol se fijara en él, hasta el punto en el que el propio Redknapp lo definió como ‘un jugador increíble, fantástico y de otro mundo‘, a pesar de que las lesiones no le respetaban demasiado, como la que sufrió con anterioridad, al fracturarse el peroné derecho en un partido contra el Birmingham.

 

En 2012, tras cuatro años en el club londinense, Luka decidió cambiar de aires e irse a uno de los más grandes de Europa, el Real Madrid, a cambio de 30 millones de euros y un acto de rebeldía cuando todavía pertenecía a los ‘Spurs‘.

 

Su debut llegaría nada más y nada menos que contra el F.C. Barcelona, en la Supercopa de España, en un encuentro donde vencieron los blancos por dos tantos a uno, algo que sólo era el inicio de cosas grandes con el conjunto merengue.

 

Una de las imágenes más recordadas por los aficionados de Modric será la del saque de esquina que realizó sobre el verde del Estadio de Luz, donde Sergio Ramos logró cabecearlo y empatar en el minuto 93 la final de la Champions, la cual ganarían tras una prórroga contra el Atlético de Madrid, en el año 2014.

 

A sus 32 años, Luka ya tiene en su palmarés 18 títulos, tres Ligas, tres Copas, tres Champions, tres Supercopas de Europa y dos Mundiales de Clubes, además de premios individuales, como ser el mejor centrocampista en la Liga (2014 y 2016) y Copa de Europa (2016-17) o estar en el equipo ideal de la FIFA (2015 y 2016).

 

Sus regates, pases con el exterior, visión de juego, carreras para cortar a los atacantes rivales, tiros desde fuera del área que van directos a la escuadra, o centros a la cabeza del compañero, hacen de Luka Modric uno de los mejores centrocampistas de la historia del fútbol, a pesar de que no tiene todo el reconocimiento que merece.

 

 

 

Fuente: Mario Galán (spherasports.com)

Mundo Fútbol Base
Mundo Fútbol Base • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress