Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Lunes, 31 de julio de 2017 | Leída 1090 veces
CANTERA

El misterio de Brahim Díaz, el gran tesoro que mima Pep Guardiola

Guardar en Mis Noticias.
Noticia clasificada en: Cantera Formación Fútbol Base

Cuando era un niño, durante una temporada entera se dedicó a emplear la pierna izquierda igual que la derecha, en partidos y entrenamientos. Era diestro, ahora es ambidiestro total.

Acabó el partido y fue felicitando a sus hombres por el buen trabajo hecho y por la goleada firmada ante el Real Madrid. Fue especialmente efusivo Pep Guardiola con un jugador, joven talento español que se sabe desde hace mucho tiempo acabará siendo muy importante en el mundo del fútbol. Se trata de Brahim Díaz (Málaga, 3 de agosto de 1999), talento en estado puro que marcó el último gol de los 'citizens' y que tiene encandilado al técnico catalán. Hay un secreto, una clave determinante, para entender la dimensión que puede adquirir el chico de 17 años que ha enamorado al ex técnico del Barcelona. ¿Por qué piensan algunos que es zurdo cuando es todo lo contrario?
 

Cuando en las categorías inferiores del Málaga ya se empezaba a hablar de Brahim como firme candidato a ser estrella en el futuro, una decisión se desveló con el tiempo como fundamental. Era diestro cerrado, no cabía duda, pero el joven futbolista se pasó una [Img #12168]temporada entera, tanto en entrenamientos como en competición, tratando de hacer con la pierna izquierda lo mismo que hacía con la derecha. Fue un curso en el que poco a poco, la pierna 'mala' comenzó a ofrecer las mismas prestaciones que la buena. Una temporada, en categoría infantil, en el que dada la superioridad del Málaga en muchos partidos, Díaz se dedicó a potenciar una extremidad que ahora funciona igual que la otra.

 

Como un veneno
 

Aquel episodio lo tiene perfectamente grabado en la cabeza Rodrigo Hernando. El que se convirtió en 2016 en el primer entrenador español en aparecer en el fútbol de Mongolia, por aquella época trabajaba en las categorías inferiores del Málaga. "Ahora mismo parece un futbolista ambidiestro", comenta el estratega en charla con El Confidencial. "Recuerdo que siempre jugaba con chicos más mayores que él", evoca, y destaca que en aquella época "propusimos al club que determinados ejercicios fueran realizados por los futbolistas de la cantera con la pierna mala, con el fin de potenciarla". "A Brahim se le metió en cabeza ese aspecto como un veneno", recuerda.
 

La pelea por su fichaje fue realmente dura, tremenda. Los más grandes, empezando por Real Madrid y Barcelona, se lanzaron con firmeza y determinación a por él. Los padres recibían multitud de llamadas, sus teléfonos echaban humo. Hasta Nike, una de las firmas más potentes del planeta, le captó cuando era un crío, apuesta que sólo realiza cuando después de mucho meditar llega a la conclusión de que el producto será rentable con total seguridad. Lo corrobora Rodrigo Hernando: "Se veía fácilmente entonces que nos encontrábamos ante un futbolista diferente, no era normal todo lo que hacía". "Guardiola siempre dice que él ha tenido la fortuna de entrenar a Messi; yo siempre tuve claro que algún día podría decir con orgullo que he entrenado a Brahim", resume el técnico.

 

Un torneo en Cádiz
 

No le entrenó aquella temporada (lo hizo en la 2010-2011) en la que se propuso que la [Img #12169]pierna izquierda adquiriera el mismo nivel que la derecha. Lo hizo cuando Brahim era alevín, pero jugaba en el infantil de primer año. Hace seis, en el prestigioso Torneo Nacional Blue BBVA de fútbol 7, el que hace ya mucho tiempo nació en Brunete, se presentó Brahim en la cita defendiendo los colores del Málaga. Entonces, a pesar de que sólo tenía 11 años, el Barcelona había activado toda su maquinaria para reclutar al pequeño. En aquel torneo, la expectación por verle en acción era más que notable. Pep Guardiola, en aquella época en el club blaugrana, apostó por su fichaje. La vida les ha unido en el Manchester City...

 

En 2013 quedó cerrado el acuerdo entre el Málaga y el Manchester City, quedándose Real Madrid y Barcelona, entre otros muchos, con dos palmos de narices. Aquel niño que salió del CD Tiro Pichón, un club muy conocido y reconocido en Málaga, emprendía un viaje a otro mundo. Ya firmó contrato profesional con el club británico y ahora toca saber si Guardiola le reserva un sitio en el primer equipo para esta temporada, pues son muchos los clubes que han pedido la cesión. "Si las lesiones le respetan, no tendrá problema en convertirse en uno de los grandes del fútbol mundial", recalca Hernando.
 

El mejor del mundo
 

Tras el partido que Real Madrid y Manchester City disputaron en el Memorial Coliseum de Los Ángeles, Brahim posó junto a Isco, imagen que colgó en la redes sociales. Igual que otra en la que aparece, durante un partido del Málaga, ejerciendo de recogepelotas mientras el ahora madridista celebra un gol con la camiseta blanquiazul. Sus caminos se separaron muy pronto, pero Brahim siente devoción por el equipo de su tierra. Su sueño siempre fue defender, como integrante del primer equipo, los colores del club de su tierra. Pero su tremenda proyección cambió el guion soñado por el talentoso mediocampista.

 

"Era un jugador callejero, con una buena cabeza, teniendo claro en todo momento cuál era el camino correcto para alcanzar el éxito en el mundo del fútbol", explica Rodrigo Hernando. Echa la mirada atrás y recuerda "un niño de 12 años, pero que se comportaba como un adulto en muchos aspectos. Su clase y categoría siempre estuvieron fuera de toda duda, [Img #12171]también su ambición por triunfar con un balón. Una frase lo resume todo. "No voy a ser futbolista, voy a ser el mejor del mundo". El pequeño Brahim, recuerda Rodrigo Hernando, solía decir en voz alta a lo que aspiraba. "Lo decía sin chulería, con normalidad", subraya el técnico español. "Todos sabían quién era la estrella del equipo, pero él siempre fomentaba el compañerismo, quería que los méritos y halagos se repartieran", indica. "Le daba vergüenza que se hablara tanto de él", dice para acabar uno de los hombres que conoce como nadie los secretos del jugador diestro que parece zurdo...

 

 

Fuente: elconfidencial.com

 

Mundo Fútbol Base
Mundo Fútbol Base • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress