Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Lunes, 24 de julio de 2017 | Leída 205 veces
NUTRICIÓN

El cacao, un alimento que mejora el rendimiento de los niños

Guardar en Mis Noticias.
Noticia clasificada en: Formación Fútbol Base Niños Nutrición Padres

Junto con la leche debe formar parte de los desayunos de los pequeños.

Casi todos los niños del mundo ya lo intuían: El cacao, un alimento tan rico, no podía ser malo. De hecho, según los últimos estudios del Observatorio del Cacao, es un aliado para el cerebro de los más pequeños de la casa, y así lo corrobora el doctor Ramón Estruch, consultor senior de Medicina Interna del Hospital Clinic y presidente del Comité Científico del Observatorio del Cacao, que afirma que «el cacao es un alimento muy completo. E[Img #12086]s una fuente de polifenoles que es una sustancia que producen los vegetales para protegerse de las agresiones externas. Cuando las ingerimos, nos protegen de enfermedades cardiovasculares e, incluso, del cáncer».
 

«En el caso de los niños, —prosigue este facultativo— se ha demostrado que su ingesta regular mejora el rendimiento cognitivo y ayuda a la concentración, sin que la teobromina, que es un estimulante propio de este planta, les afecte, ya que la concentración es mínima, concretamente una taza de leche con cacao aporta 6 mg de cafeína frente a los 40-50 mg de una taza de café».
 

Por otra parte, —continúa Estruch—, contiene flavanoles, que dilatan las arterias y favorecen la circulación de la sangre aumentando el flujo sanguíneo cerebral y, por tanto, mejorando la memoria inmediata, la atención y la agilidad mental».
 

En cuanto a la manera de ingerir este alimento, tanto el doctor Estruch como el doctor VenancioMartínez, presidente de la Sociedad de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria (SEPEAP), coinciden en que acompañarlo de leche es lo mejor, pues a la vez se aumenta la ingesta de calcio, tan necesaria para los pequeños y que debería ser de tres raciones diarias. «El mejor modo de aprovechar estas propiedades antioxidantes del cacao es tomándolo en forma soluble, disuelto en leche o agua. Y, siempre que mantenga intacto su contenido en polifenoles, sin haber sido sometido a procesos químicos. De hecho, un estudio elaborado por la Universidad de Barcelona mostró que el cacao soluble aportaba el 50% de la cantidad de antioxidantes recomendada en niños».
 

El doctor Martínez hace especial hincapié en la necesidad de que la primera ingesta del día se [Img #12088]haga bien: «El desayuno es la comida más importante y la que nuestros niños realizan de forma más deficiente. Dependiendo de la edad, un niño debe consumir entre dos y cuatro raciones de leche o derivados lácteos al día y una gran mayoría prefiere tomar la leche líquida con el sabor del cacao».


Añade que «la leche es un alimento de primera calidad. Aporta una gran cantidad de nutrientes, a veces deficitarios en la dieta del niño, y en cantidades adecuadas. Ayuda a asegurar un buen estado de hidratación, es barata y fácilmente disponible para todas las familias. El cacao natural es su complemento ideal». También señala que lo mejor «es una ración de cereales, una fruta o un zumo en el desayuno o la merienda junto con un vaso de leche con cacao, sin olvidar las verduras y frutas en las otras comidas».

 

 

Fuente: abc.es

Mundo Fútbol Base
Mundo Fútbol Base • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress