Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Miércoles, 5 de julio de 2017 | Leída 243 veces
NUTRICIÓN

10 trucos para no picar entre horas

Guardar en Mis Noticias.
Noticia clasificada en: Formación Fútbol Base Nutrición

Descubre las estrategias para combatir el deseo de comer snacks, patatas fritas y otros aperitivos y para mantener a raya las ganas de dulce.

Comer pan, pizza, aperitivos, dulces y otros alimentos ricos en carbohidratos provoca en nosotros una sensación gratificante. No está mal darse un respiro de vez en cuando pero con ellos existe el riesgo, cuando los consumes en exceso, no solo de que perjudiquen tu línea, sino que pueden disparar un mecanismo llamado ‘carb craving’ o ansía de carbohidratos. Se trata de un deseo difícilmente controlable de comer carbohidratos o azúcares.
[Img #11685]

Estas sustancias, por una parte, hacen que el cerebro produzca más serotonina, la hormona del bienestar, que regala una sensación de felicidad que, sin embargo, es solo momentánea; y, lo que es peor, aumentan el deseo de comer más. En otras palabras: cuantos más carbohidratos ingieres más crece el deseo de comer todavía más.
 

¿Cómo enfrentarse a las ganas de hincarle el diente que nos despiertan todos los carbohidratos? Te damos diez reglas que te blindarán contra ellos, solo hay que poner un poco de voluntad de nuestra parte:
 

1. No te saltes las comidas. Además de la comida, el desayuno o la cena, es importante también comer algo a media mañana y hacer una pequeña merienda. Así no se siente hambre y los niveles de azúcar en sangre están bien controlados.
 

2. Evita ingerir demasiados azúcares en la misma comida. No combines pan con pasta o fruta y dulce en la misma comida. La cantidad excesiva de azúcares frecuentemente incrementa las ganas de comer más.
 

3. Consume más fibras. Verduras, hortalizas y legumbres son una buena fuente. Ayudan a mejorar la sensación de saciedad, ralentizan la absorción de azúcares y apagan las ganas de dulce.
 

4. Enfócate hacia los alimentos que ayudan a producir serotonina. Integra en el menú cotidiano alimentos que hacen que el organismo segregue serotonina, en especial, aquellos ricos en triptófanos como las almendras, nueces, avellanas, etc.
 

5. Aficiónate a las especias. Ayudan a hacer más apetitosos los platos y bajan el índice glucémico de la comida.
 

6. Ojo con la fruta demasiado madura. Tiene un mayor índice glucémico. Con el riesgo de llenarnos de demasiados azúcares.
 

7. No te conformes con beber fruta. Smothies, zumos y demás mantienen las vitaminas de las frutas, pero no la fibra. Mejor consume piezas enteras y olvídate de la licuadora.
 

8. Come más legumbres, mejor integrales. Elige los carbohidratos que hacen elevarse menos rápidamente los niveles de azúcar en sangre: centeno, avena, espelta… De esta manera se evita el pico glucémico más alto, y el aumento de la insulina. ¿Un consejo más? Mézclalos con  verduras y legumbres, las fibras solubles de las que son ricos hacen descender el nivel de azúcar.
[Img #11683]  

9. Sí a las semillas oleaginosas. Las pipas o semillas de calabaza, los frutos secos… son ricos en grasa útil para ralentizar la absorción de los carbohidaratos y mantener baja la carga glucémica de los alimentos.
 

10. Pasta y arroz, mejor consumirlos fríos. Conserva los alimentos ricos en carbohidratos en la nevera. De esta forma bajarás su índice glucémico.

 

 

Fuente: heraldo.es

Mundo Fútbol Base
Mundo Fútbol Base • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress