Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Miércoles, 28 de diciembre de 2016 | Leída 237 veces
PSICOLOGÍA

Saber esperar

Guardar en Mis Noticias.

Dijo Arthur Schnitzler, médico y dramaturgo austríaco que “estar preparado es importante, saber esperar lo es aún más, pero aprovechar el momento adecuado es la clave de la vida”. En el fútbol, como en muchas situaciones e nuestra vida, tenemos que aprender a esperar.

Esperar en futbol significa tener paciencia a la par que sigues entrenando como si fueras a jugar el fin de semana. Con la misma ilusión, con los mismos valores, con el mismo objetivo. Porque el momento para uno no llega siempre cuando uno se lo merece, sino cuando te brindan la oportunidad o cuando la situación te la facilita. Son muchos los jugadores que merecen un puesto titular, pero no hay sitio para todos. Son muchos los que trabajan a la sombra, con el mismo esfuerzo, compromiso, intensidad y generosidad que los que suelen jugar, pero no hay sitio para todos. Muchos a los que por una  circunstancia u otra no les llega su momento. En ésas, sólo cabe saber esperar.
 

Miguel Ángel Moyá ha sabido esperar, como siempre, desde la prudencia, el trabajo y la elegancia de su forma de ser. Moyá es un señor, como persona y como jugador.

[Img #8121]

Es compañero, paciente, atento, trabajador, humilde  y un portero de bandera.
 

Cuando una decisión no depende de ti, cuando con tu trabajo no es suficiente, puedes llegar a sentir frustración y desmotivarte. La pregunta que muchos se formulan es “ ¿qué más tengo que hacer?” Y es que en estas situaciones no se trata de más, sino de otras variables que no controlas: decisiones técnicas, el estilo de juego del entrenador, sus preferencias, lo que a él le da seguridad, lesionarte y que otro ocupe tu lugar de forma brillante… Lo mismo curre a quien compite por un puesto de trabajo en un proceso de selección. Puedes ser un candidato bueno, muy bueno, pero puede que otro sea elegido. Y así, en cientos de situaciones en la vida.

 

La vida tiene su punto de destino, su punto de azar y otra gran parte de lo que nosotros trabajamos y las oportunidades que creamos. Así que lo más sano en esta situación es seguir creando oportunidades y estar preparado para aprovechar la ocasión. Porque llegado el momento tienes que estar metido, ser competitivo y estar a la altura para no dejar escapar tu momento. El éxito está en no desanimarse, mantener la esperanza y saber que cualquier momento puede ser el tuyo.

 

En estas situaciones seguir motivado depende de recordar a diario tu objetivo, tener claro qué necesitas seguir trabajando para estar preparado, tener esperanza, no actuar con victimismo pensando que la vida no está siendo justa contigo, disfrutar del momento y de los aprendizajes que obtienes cada día y mantenerte positivo.

 

 

Fuente: Patricia Ramírez (diario marca)

Mundo Fútbol Base
Mundo Fútbol Base • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress