Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Miércoles, 28 de diciembre de 2016 | Leída 2822 veces
REGLAMENTO

El césped artificial con caucho es seguro

Guardar en Mis Noticias.
Noticia clasificada en: Formación Fútbol Base Reglamento

Científicos holandeses concluyen que las sustancias potencialmente cancerígenas liberadas por los neumáticos reciclados suponen un ´riesgo mínimo´ para la salud.

El uso de césped artificial con caucho procedente de neumáticos reciclados es seguro. Aunque la concentración de sustancias potencialmente cancerígenas liberadas por la presencia de gránulos de ruedas usadas “supera la exigida por las normas destinadas al consumidor, el riesgo para la salud es mínimo”, según han anunciado hace unos días científicos holandeses del Instituto Nacional para la Salud y el Entorno (RIVM).

 

De todos modos, al tratarse, entre otros, de metales pesados e hidrocarburos aromáticos policíclicos (que desprenden olor a benceno), “si bien los campos cumplen la normativa industrial -que es entre cien y mil veces más laxa- es preciso armonizar ambos reglamentos”, añaden. También apuntan que la información reunida hasta la fecha, “no señala una relación estadística entre el uso del césped artificial con caucho y la leucemia o el linfoma, (cáncer que ataca el sistema inmunitario)”. El informe fue solicitado por el ministerio de Sanidad y será elevado ahora al Congreso.

 

El pasado octubre, cundió la alarma en Holanda después de que el programa televisivo de [Img #8123]documentales Zembla advirtiera de los supuestos peligros de la hierba sintética con caucho, la más frecuente en los campos de fútbol de aficionados.

 

Como son utilizados por miles de niños, y los expertos no se ponían de acuerdo sobre su salubridad, el Gobierno pidió un estudio al RIVM. Los neumáticos se fabrican con una mezcla de caucho natural y artificial, y sus partículas se esparcen por el césped para mejorar la sensación general y la pisada. Según la Asociación Nacional de Fútbol (KNVB), el 90% de los cerca de 2.000 terrenos con este suelo incluyen granos de caucho sintético extraído de ruedas de coche usadas. La Agencia Europea para las Sustancias Químicas presentará en 2017 sus conclusiones sobre las normas de seguridad que deben aplicarse en el caso del caucho, por encargo de la UE.

 

El instituto sanitario holandés visitó un centenar de estadios y tomó en cada uno seis muestras de gránulos. Para comprobar su composición, fueron calentados a 60 grados centígrados en un recipiente hermético. A continuación, se simuló en el laboratorio su efecto sobre el organismo. En este punto, aprovecharon el denominado Modelo Gastrointestinal, un programa de ordenador que repite las funciones del tracto digestivo. Normalmente, lo usa la Organización para la Investigación Científica Aplicada (TNO, en sus siglas holandesas) para analizar la seguridad de ciertos medicamentos antes de lanzarlos al mercado. “Nadie iba a ingerir las partículas para ver qué ocurría, así que se recurrió a la tecnología”, han explicado los analistas.
 

Hace dos meses, el propio RIVM admitió en su página de web que se necesitaba más tiempo [Img #8098]para llevar a cabo una tarea de esta envergadura. Aconsejaba asimismo prudencia y “que los niños se duchen y cambien de ropa después de los partidos para reducir posibles riesgos”. Tampoco debían ingerir los trocitos ni frotarse las manos o jugar con ellos, “porque puede haber reacciones cutáneas”. Els van Schie, directora del centro de Medio Ambiente y Seguridad del instituto, ha declarado ahora que “hemos profundizado en poco tiempo en este terreno”. “Estos suelos artificiales con caucho se pueden utilizar, pero en la decisión de sustituirlos juegan otros factores”, ha dicho.

 

Antes incluso de hacerse público el trabajo, una parte de los clubes holandeses de fútbol no profesional decidió cambiar los suelos: quitar solo los restos de neumático cuesta unos 75.000 euros; poner un tapiz nuevo cerca de 300.000 euros, según datos recabados por la televisión pública (NOS). Los portavoces de la KNVB estaban hoy “más tranquilos, pero seguimos alerta”, han dicho. Los de la industria del neumático, de su lado, se muestran “satisfechos del mensaje claro sobre seguridad recibido”.

 


Fuente: elpais.com

Mundo Fútbol Base
Mundo Fútbol Base • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress