Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Martes, 20 de diciembre de 2016 | Leída 1228 veces
PSICOLOGÍA

Cualidades de un buen entrenador de fútbol base

Guardar en Mis Noticias.
Noticia clasificada en: Fútbol Base Psicología

El entrenador de fútbol base dispone de una serie de habilidades directivas, que debe saber explotarlas de la forma más efectiva para alcanzar los mejores resultados del equipo y desarrollar las cualidades de cada jugador.

Todo líder responsable de un equipo debe poseer las siguientes cualidades:

 

Autoridad moral, credibilidad

 

Para conseguir esa autoridad moral dentro de un grupo es necesario una carrera profesional contrastada y la experiencia; también se necesita haber conseguido unos resultados o títulos para ser creíble. Esa autoridad moral daría credibilidad al entrenador. Si nos encontramos ante un entrenador novel, esta autoridad moral y credibilidad se deben alcanzar con trabajo y esfuerzo diario.

 

Saber mandar y dedicar
 

[Img #7961]

Un entrenador debe saber analizar una situación deportiva, elegir la mejor opción dentro de las posibles y dar las instrucciones adecuadas a los jugadores.

 

Saber escuchar

 

Para sacar el máximo provecho a cada jugador, el entrenador ha de saber escuchar sus quejas, sus reclamaciones y sus sugerencias. No se trata de escuchar solo a los jugadores sino también a los compañeros de profesión.

 

Humanidad

 

Cualquier entrenador debe tener cualidades humanas, y más aún en caso de un entrenador de fútbol base. Esto se traduce en tener empatía, en saber ponerse en el lugar de otro. La comunicación se convierte en clave entre el entrenador y cada uno de los jugadores del equipo, prestando mayor atención a aquel que se encuentre en momentos de baja autoestima, por ejemplo.

 

Serenidad

 

Para no errar a la hora de tomar decisiones y no caer en el nerviosismo, todo entrenador ha de tener mucha serenidad. Un entrenador, aparte de ser la cabeza del equipo, es la imagen de referencia, por lo que ha de mantener la calma en las situaciones difíciles.

 

Canalizar las emociones

 

[Img #7962]Una mala gestión de las emociones puede llevar a resultados contrarios de los deseados. Es por ese motivo por lo que no es frecuente la imagen de euforia de un entrenador tras una goleada ni tampoco se vienen abajo tras una derrota. Como cabeza visible del grupo han de controlar  sus emociones.

 

Ecuanimidad, ni favoritos ni manías

 

Un entrenador debe intentar tratar a todos sus jugadores por igual, sin favoritismos ni manías a chavales que pueden ser de una u otra manera. Sin perjuicio de lo anterior, es obvio que un entrenador ha de elegir entre sus jugadores, pero debe tener en cuenta méritos personales.

 

 

Fuente: todosobrefutbolbase.wordpress.com

Mundo Fútbol Base
Mundo Fútbol Base • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress