Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Miércoles, 7 de diciembre de 2016 | Leída 115 veces
NUTRICIÓN

Diez cosas que te hacen engordar

Guardar en Mis Noticias.
Noticia clasificada en: Fútbol Base Niños Nutrición Padres
  1. Comer distraído

    Sabemos todo lo que influyen la tecnología, las redes sociales, o los emails en la actualidad.  Ha cambiado por completo la forma en que vivimos y nos relacionamos con nuestro entorno, tanto para el ocio, como para el trabajo. Incluso a la hora de la comida están presentes, pero si en ese momento, estamos tuiteando, enviando correos electrónicos o viendo fotos en Instagram, podemos estar subiendo de peso sin darnos cuenta.

     

  2. Comer en platos grandes

    Muchas veces se dice que comemos con los ojos, por lo que el tamaño del plato sí influye.  Un estudio publicado por el Diario de Nutrición (Journal of Nutrition), indica que los tamaños de las porciones de alimentos son 25 % más grandes en Estados Unidos que en Francia y creo que todos tenemos claro, los problemas de obesidad en Norteamérica.
    [Img #7699]
    Igualmente, según un estudio, un 54% de los estadounidenses dejan el plato completamente limpio.  La solución es tener platos más pequeños, para consumir porciones más pequeñas y ligeras.

     

  3. Comer en un plato del mismo color de los alimentos

    Sí, aunque no lo creas. Si tenemos una comida del mismo color del plato, provoca que las personas quieran comer más. Un estudio de la Journal of Consumer Research, señala que si colocamos la misma cantidad de comida en un plato de otro color, nos va a parecer más grande la porción y es psicológicamente más satisfactorio.

     

  4. No comer en familia

    Una de las cosas que más te hacen engordar es evitar los almuerzos familiares.
    Un estudio de las Universidades de Minnesota y Columbia determinó que las comidas familiares son más sanas, al ser caseras y saludables. Incluso se habla que si te alimentas en solitario, puedes aumentar un 30 % las calorías, por lo que comer regularmente en el trabajo, si te quedas solo, no es buena idea.

     

  5. Mala compañía

    Dime con quién andas… No siempre se cumple, pero en el caso de la comida sí, porque si te rodeas de personas con sobrepeso, puedes engordar, ya que la obesidad es “contagiosa” por los hábitos que vas adquiriendo. Varios estudios indican que si tienes hermanos con kilos de más, puedes tener más probabilidad de ser obeso, porque se copian los patrones, eso mismo sucede con los amigos. En concreto, la probabilidad es 57% mayor en el caso del amigo, 40% el hermano y 37% la pareja.

     

  6. Ver fotos de comidas

    Varias investigaciones indican que las personas que se encuentran luchando con su peso, les puede afectar el entorno, incluso las fotos de comidas, algo que fue analizado por la profesora Kathleen Page, psicóloga de la Universidad del Sur de California, quien afirmó que mirar fotos de alimentos altos en grasas, termina estimulando el centro cerebral de control de apetito. Hay que tener cuidado con las redes sociales, porque nos bombardean con varias recetas, especialmente Pinterest.

     

  7. Sentarse a ver la televisión

    Algo que también nos hace engordar es sentarnos a comer mientras observamos
    [Img #7700]la televisión por horas. Varios estudios indican que con solo dos horas al frente de la TV, estaremos incrementando un 20% la probabilidad de padecer obesidad.  Claro, a esto hay que sumarle que también podríamos estar durante mucho tiempo al frente de la computadora, ya sea de trabajo o de ocio.

  8. Estresarnos

    En estos tiempos, todos vivimos con estrés, aunque en caso que sea en exceso, eso nos va a terminar afectando, porque provoca la liberación de la hormona cortisol y eso a la larga nos genera acumulación de grasa. La ansiedad nos lleva a comer y picar a cada momento.

     

  9. Escuchar música mientras comes

    Los investigadores de la Universidad Estatal de Georgia, con un estudio demostraron que en caso de escuchar música mientras comemos, nos va a hacer consumir porciones más grandes, por eso se recomienda melodías lentas, porque de otra manera serán muchas calorías.

     

  10. Comer apurado

    Por último, hablaremos de algo que todos los nutricionistas recomiendan evitar: comer rápido. La idea es que siempre nos tomemos el tiempo necesario para alimentarnos, porque si comemos despacio, nos generamos una sensación de saciedad, pero de lo contrario, terminas consumiendo mucho más de lo recomendado. Todo esto porque la rapidez hace que no se envíe al estómago la señal de que estamos satisfechos. Por eso, mientras más tiempo tengamos la comida en la boca, existen mayores probabilidades de que se manden mensajes al cerebro para liberar los jugos gástricos.  Hay que masticar lo suficiente.

 

 

Fuente: fullmusculo

Mundo Fútbol Base
Mundo Fútbol Base • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress