Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Miércoles, 7 de diciembre de 2016 | Leída 1208 veces
NUTRICIÓN

Las bebidas que no deberías tomar después de hacer ejercicio

Guardar en Mis Noticias.
Noticia clasificada en: Fútbol Base Nutrición

No todas las bebidas aportan los hidratos de carbono y electrolitos que debemos recuperar tras el entrenamiento.

Tras un duro entrenamiento o actividad física sientes la necesidad de refrescarte con alguna bebida, pero ojo porque no todas son igual de buenas para ayudarte a recuperar todas las sales minerales y carbohidratos que perdemos a través de la sudoración.
 

Gracias a los consejos de Juana Mª González Prada, dietista y nutricionista de la clínica Alimmenta, sabemos qué bebidas no son adecuadas después una sesión de ejercicio.
 

Estas bebidas no contienen sodio que no solo ayuda a calmar la sed, también estimula la hidratación y favorece la absorción de los carbohidratos a nivel intestinal para recuperarnos.
 

1. Cerveza

Puede resultar tentador salir de entrenar o de jugar un partido e irte a tomar unas “cañitas” con los amigos. Y no vamos a decir que de vez en cuando no puedas hacerlo. Pero si lo [Img #7682]que quieres es cuidarte, debes saber que no es una de tus mejores opciones.

 

“Contiene entorno a un 5% de alcohol, tiene un contenido bajo de azúcares (inferior al 1%), además de gas añadido. Nos hidratará menos que una bebida sin alcohol porque tiene un efecto diurético y no contiene sodio. Primero haz tu pauta de rehidratación y después tómate una cerveza si quieres”, asegura la nutricionista.
 

2. Bebidas energéticas

La gente suele usarlas para mantenerse despierto cuando les espera una larga noche de estudio o si les entra la modorra de la hora de la siesta en el puesto de trabajo, pero no es el único uso que se les da. También hay quien las bebe durante los entrenamientos porque, debido a la cafeína, dan mucha energía.
 

Lo que debemos tener claro es que con ellas no recuperaremos lo perdido. “Tienen un 11% de azúcares y un contenido en sodio de 38 mg/ 100ml. Sin embargo, el sodio es inferior al recomendado. Al igual que sucede con los refrescos de cola, la cafeína (20-30mg) aumenta su efecto diurético”, explica González Prada.

 

3. Bebidas azucaradas

“Se trata de una bebida sin alcohol, con un contenido en carbohidratos del 8%, de los que solo un 4% son azúcares, y aporta un contenido muy bajo de sodio, 4mg/ 100ml. Además, contiene gas lo que aumenta la sensación de plenitud y no favorece una hidratación suficiente”, explica la dietista.

 

4. Zumos

¿Qué hay más natural que un zumo de frutas? De primeras no hay opción que suene mejor. Sin embargo, aunque la experta explica que tienen un elevado contenido de azúcares (en torno a un 11 o 12%), no tienen el sodio que necesitamos para reponernos después de hacer ejercicio. “Nos hidratan por su contenido en líquido, pero necesitaremos una fuente de sal”, añade.

 

Qué podemos beber.

 

El primero objetivo de las bebidas de recuperación es hidratarnos para a reponer los carbohidratos que hemos perdido durante el entrenamiento. Es decir, la glucosa que se libera[Img #7683] durante el ejercicio procedente del glucógeno muscular y hepático. Además, debe favorecer la regeneración muscular y reparación muscular.

 

Dicha recuperación será más imprescindible si el ejercicio supera los 60-90 minutos y la bebida elegida para ello debe cumplir una serie de características, según la nutricionista:

 

  • Carbohidratos, en su mayoría azúcares en concentración 8-11%.
  • Sodio 92-115mg por cada 100ml.
  • En general, debe ser isotónica, que - según la definición de la RAE- quiere decir que tenga azúcares y minerales con la misma presión osmótica que la sangre.
  • También es aconsejable que contengan potasio, si el ejercicio ha tenido una duración mayor a 3 horas.


Por ello, González recomienda el uso de bebidas deportivas que cumplan estos requisitos y añade que otra forma de recuperar el sodio perdido es a través de alimentos salados como galletas saladas o caldos de verduras o de carne, que “aportarán líquido y sales minerales”.

 

 

Fuente: lavanguardia

Mundo Fútbol Base
Mundo Fútbol Base • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress