Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Jueves, 17 de noviembre de 2016 | Leída 418 veces
CANTERA

La cantera que fomenta las dos caras del fútbol

Guardar en Mis Noticias.
Noticia clasificada en: Formación Fútbol Base

El objetivo del Val Miñor es formar buenos futbolistas, pero también acoger a los que solo buscan divertirse.

En la E.D. Val Miñor los niños se inician al fútbol «cuando aún ni siquiera andan y los entrenadores los llevan en el colo». Es el fruto de la filosofía de convertir un club deportivo en una gran familia. «Cada vez nos los sueltan antes. Está el hermano mayor, andan por aquí y ya se van metiendo», explica su director deportivo y técnico del Juvenil de División de Honor, Alejandro Villar.
 

Él es una de las personas que está desde su creación, en 1996. «Los chavales se estaban dispersando y la idea era que tuvieran donde jugar», rememora. Así arrancaron con tres equipos, benjamín, alevín e infantil, sin imaginar que alcanzarían los 25 actuales. «A medida que aquellos primeros chavales llegaron a la etapa cadete fuimos creciendo. Luego vinieron los juveniles y cuatro años más tarde contábamos ya con la estructura actual».
 

Fue un crecimiento progresivo en el que se encontraron la disyuntiva de doblar conjuntos. Para cumplir con su filosofía, necesitaban hacerlo. «En una misma categoría hay niveles dispares. Al principio tuvimos que ir mandando cadetes a Celta y Areosa para ofrecer a cada uno lo que necesitaba», recuerda Villar. Porque su lucha es «que los que tengan nivel lo puedan desarrollar, pero también que los que solo quieran practicarlo de manera recreativa puedan hacerlo, las dos caras de la moneda».
 

Admite Villar que aquello de «fútbol para todos» es un eslogan muy pronunciado pero menos llevado a la práctica. Para ellos es sagrado. «Nuestra seña de identidad es que haya cabida para todos», recalca. Y la mejor señal de que lo están haciendo bien es que «no deja de venir gente que quiere formar parte del club».
 

Pese a que llevan tiempo con un crecimiento que se ve limitado por las instalaciones -«podríamos tener a cuatro equipos en un campo, pero no va con nosotros»-, el club se ha convertido en una auténtica cantera de futbolistas. Suele hablarse de Rodrigo o los hermanos Alcántara, con los que considera que les «tocó la lotería» porque «iban a ser unos pedazo de jugadores cayeran donde cayeran», pero aun estando orgullosos de su paso por la escuela, hay otro perfil del que asumen un mérito mayor.

 

«Gente como Santi Comesaña [Img #7226]han completado su formación con nosotros y eso es una gran satisfacción. También está Iago Rodríguez, ahora en el Boiro, y antes otros que se llevó el Celta en infantiles o cadetes como Pedro Vázquez -cuyo hijo juega ahora en el Val Miñor- Borja Fernández o Antón».

 

El secreto del buen funcionamiento del club es para Villar «un trabajo sincero día a día, de constancia y sacrificio» por su parte y por la de los jugadores. Ya desde que empiezan con tres años con fútbol sala, juegos y ejercicios de psicomotricidad un día a la semana hasta los cinco del juvenil de División de Honor, que alcanzó esa liga por primera vez hace dos años y se ha mantenido. Como ellos, todos los equipos menos uno están en las máximas categorías. «No hay más misterio que trabajo y paciencia».
 

También son fieles a otras dos máximas. La primera es fijarse en lo que hay en casa antes de fichar y que si traen a alguien de fuera que sea «minimizando los daños en el otro club, nunca llamando a varios del mismo y ofreciéndole al chico jugar en otra categoría». La otra es que «el único objetivo deportivo es no descender para garantizar al siguiente grupo que va a jugar en la misma liga». A partir de ahí «si eres competitivo mejor, pero no a costa de que siempre jueguen los mismos. Lo más importante es que todos se impliquen y disfruten». Con esa base, dice, llega lo demás.

 

 

 

Fuente: Míriam Vázquez Fraga

Mundo Fútbol Base
Mundo Fútbol Base • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress