Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Martes, 8 de noviembre de 2016 | Leída 131 veces
FORMACIÓN

Un trío arbitral al vestuario a la carrera

Guardar en Mis Noticias.

Tremendo suceso en la regional jienense, un trío arbitral tuvo que huir y refugiarse en su vestuario ante el intento de agresión de varios jugadores visitantes. Los hechos ocurrieron este pasado fin de semana en el partido de Segunda Andaluza de Jaén que enfrentó al E.M.D. Jódar y al C.D. Beas de Segura.

Hasta cinco expulsiones, en una parte final de mucha violencia, se vieron reflejadas en un acta que aquí mostramos:

 

B.- EXPULSIONES

 

– BEAS DE SEGURA C.D.: En el minuto 35 el jugador (13) _____________________ fue expulsado por el siguiente motivo: Protestar de forma ostensible, levantando los brazos, una decisión mía desde el banquillo, diciendo: “´Vete a la mierda”.

 

– BEAS DE SEGURA C.D.: En el minuto 74 el jugador (6) _____________________ fue expulsado por el siguiente motivo: Dirigirse a mí en los siguientes términos: “Eres un hijo de puta, sois penosos”, posteriormente encarándose con el árbitro, cogiéndolo del pecho. Tuvo que ser retenido por otros jugadores y compañeros.

 

– BEAS DE SEGURA C.D.: En el minuto 80 el jugador (2) _____________________ fue [Img #7033]expulsado por el siguiente motivo: Dirigirse al árbitro asistente número 1 en los siguientes términos: “Qué hijos de puta sois”, posteriormente encarándose con el árbitro asistente número 1, siendo retenido por el resto de compañeros.

 

– BEAS DE SEGURA C.D.: En el minuto 82 el jugador (15) _____________________ fue expulsado por el siguiente motivo: Dirigirse a mí en los siguientes términos: “Gilipollas, nos estás robando sinvergüenza”. Posteriormente a la expulsión, se dirige a mí con intención de agredirme, teniendo que apartarme para evitar dicha acción.

 

– BEAS DE SEGURA C.D.: En el minuto 82 el jugador (16) _____________________ fue expulsado por el siguiente motivo: Encararse a mí con intención de agredirme, teniendo que retirarme para evitar la acción.

 

En el minuto 82 de partido, con el resultado a favor del equipo local por 2 a 1, con el balón parado en un tiro libre al borde del área del equipo local, el asistente número dos, tras una expulsión, solicita que me acerque al mismo, en ese momento se me encaran los jugadores del equipo visitante, número 15 Don ___________________ y el número 16 Don ________________________ con intención de agredirme, teniendo que desplazarme para evitar la acción tras ser expulsados como he redactado en este acta en el apartado jugadores expulsados. A continuación se forma una batalla campal entre los jugadores mencionados dirigiéndose al trío arbitral con intención de agredirnos, siendo sujetados por compañeros, lo que nos obligó al trío arbitral a correr hacia el túnel de vestuarios, quedando así el partido suspendido a falta de 8 minutos de tiempo reglamentario.

 

Como siempre y ya no sorprende a nadie, desde el club afectado solo llegan justificaciones y balones fuera. Su entrenador declaró lo siguiente:

 

“El partido se estaba desarrollando por cauces normales, era intenso pero sin juego sucio cuando mi portero suplente, Josant, se dirigió al árbitro protestando una de sus decisiones pero sin insultar, yo estaba allí, nadie me lo ha contado, y para sorpresa de todos lo expulsó cuando lo normal hubiera sido una amonestación”.

 

“Pero lo peor vino cuando el árbitro insultó con un “capi, gilipollas me tienes hasta los cojones” a nuestro capitán José Francisco. El jugador, que es comprobable que tiene un expediente sancionador más que limpio, no pudo admitir ese insulto y se encaró con él por lo que lo expulsó. Luego vino la expulsión de Peri a instancia de su asistente por un insulto que no pronunció. Conozco de muchos años a mi jugador y es incapaz de mentirme sobre lo sucedido, nunca lo insultó, todo se lo inventó el asistente, simplemente le hizo un comentario sobre la actuación del trío arbitral”.

 

“Algo similar ocurrió con la expulsión de Paco Pepe que me juró por sus hijos que no había insultado a nadie. Hasta el mismo entrenador del Jódar me reconoció que no nos estábamos mereciendo lo que nos pasaba. Lo que sí reconozco es el empujón de Víctor al colegiado, esa sí fue una expulsión justa y la suspensión del partido fue lo normal porque los ánimos estaban muy calientes en algunos de mis jugadores, algo que no voy a justificar pero hay que entender también que los jugadores están a cien disputando un partido igualado y que las injusticias que se cometieron contra nosotros les sacaron de quicio. En toda la temporada, lo máximo que nos han mostrado ha sido dos tarjetas amarillas, es evidente que no somos un equipo sucio ni polémico, pero lo que vivimos el domingo con este árbitro no lo había visto antes. Su postura, desde el inicio, fue desafiante para con mis jugadores y eso es algo que no entiendo. Ahora nos tocará afrontar las sanciones porque estamos indefensos ante el Comité de Competición. Hay un vídeo del partido pero evidentemente solo se muestran imágenes, no las palabras que desencadenan las expulsiones”.

 

Este es el estado actual de nuestro fútbol que, si nadie lo remedia, camina sin rumbo hacia una espiral de violencia cada vez mayor en la que los árbitros quedan en el centro de la diana, sin ninguna protección en las categorías bajas.

 

 

 

Fuente: http://www.jaenenjuego.es

Mundo Fútbol Base
Mundo Fútbol Base • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress