Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Viernes, 28 de octubre de 2016 | Leída 447 veces
CANTERA

Los diamantes vienen de Lisboa

Guardar en Mis Noticias.
Noticia clasificada en: Cantera Formación Fútbol Base

La Eurocopa conseguida por Portugal fue un éxito forjado en el trabajo de un país con una de las mejores canteras futbolísticas del mundo: la del Sporting CP.

El 11 de julio de 2016, Portugal fue una fiesta. Por primera vez en su historia su selección absoluta ganaba un título internacional. El epicentro de la fiesta se situó en la capital, Lisboa, donde un día más tarde, los héroes de aquel hito celebrarían con sus paisanos el tan venerado logro. No era para menos. Habían hecho historia. Cristiano Ronaldo y compañía ya podían descansar tranquilos, una de las mejores generaciones de jugadores portugueses de la historia tenía por fin su premio. Lo habían logrado, eran campeones de Europa.

 

Un éxito forjado en el trabajo de un país con una de las mejores canteras futbolísticas del mundo, hablamos de La Academia del Sporting de Portugal. Y es que la cuna de jugadores [Img #6824]lusos por antonomasia tenía una especial implicación en el éxito de su país. Diez de los catorce futbolistas con los que Fernando Santos contó para lograr el título habían pasado de ser cachorros a leones gracias a la formación del conjunto sportinguista. Rui Patricio, Cédric, José Fonte, Adrien Silva, William Carvalho, Joao Mário, Cristiano Ronaldo, Nani, Quaresma y Moutinho, habían sido guiados hacia la gloria bajo un lema común, “esfuerzo, dedicación, devoción y gloria”, palabras que bendicen a todos aquellos futbolistas que en algún momento de su carrera tiene la oportunidad de enfundarse la camiseta verdiblanca.

 

El Sporting ha definido su estrategia de desarrollo basándose en la calidad de su gestión y de su organización, así como en un equilibrio financiero básico mediante la integración de unos ratios de solvencia mínimos que permitan una autonomía financiera a la entidad. Para ello, la base sobre la que se fomenta su proyecto está en la formación y desarrollo de grandes deportistas de cantera. Y hablamos de deportistas y personas, porque la cantera del Sporting es especial. En ella conviven deportistas de más de 30 disciplinas deportivas diferentes, desde karatekas a atletas, pasando por golfistas, tenistas, jugadores de billar y, por supuesto, futbolistas. Y hablamos de personas, porque la primera norma de actuación de la entidad portuguesa es la educación. En su escuela se hace gala de unos valores educativos exquisitos, que hacen aún más glorioso todo el trabajo deportivo que hay detrás. Su objetivo no es preparar deportistas, sino desarrollar personas en el ámbito personal y social.

 

El epicentro neurálgico de todo el trabajo de cantera del Sporting se sitúa a 30 kilómetros de Lisboa, en una pequeña villa al otro lado del río Tajo llamada Alcochete. Allí, en un terreno de más de 250.000 metros cuadrados, sus deportistas cuentan con todo tipo de privilegios: campos de césped naturales, campos de césped artificiales, pabellones polideportivos, gimnasios, zonas de ocio… Una auténtica ciudad deportiva que desde el año 2002 da cabida a decenas de deportistas en su vida diaria, además de a los directivos, médicos y otros componentes administrativos que trabajan para que el club lisboeta siga siendo una referencia a nivel mundial.

 

Más allá de su excelente academia, el Sporting cuenta con un nutrido grupo de ojeadores por todo el país, además de por Brasil y las antiguas colonias portuguesas en el continente africano (Angola, Cabo Verde, Mozambique y Guinea-Bissau). Su misión es clara, reclutar jóvenes deportistas para formarles y darles una oportunidad de futuro. El claro ejemplo son tres de los mejores futbolistas de la historia de su país: Cristiano Ronaldo, Luis Figo y Paulo Futre, entre los que suman cuatro Balones de Oro y otras tantas nominaciones. Ellos son los ídolos de muchos chicos que sueñan con seguir sus pasos en La Academia.

 

Aurelio Pereira es, sin duda, una de las piedras angulares de La Academia del Sporting. No podemos hablar de una de las mejores canteras del mundo sin nombrar al descubridor de [Img #6825]dos Balones de Oro, algo de lo que muy pocos podrán presumir en su currículum. Este hombre de 69 años es uno de los motores del club lisboeta, el encargado de dirigir desde la década de los 80 el Departamento de ojeadores y formación. Él fue el encargado de contratar entre otros a Cristiano Ronaldo y Luis Figo. Un personaje que lleva en su corazón tatuado a fuego el escudo del club luso. Creció jugando en sus filas, acunó a los jóvenes siendo su entrenador y pasó a ser el cerebro de contratación de la entidad. Lo ha hecho todo, por y para el Sporting.

 

La personalidad de Aurelio es tan especial, que es considerado por muchos de los deportistas que han pasado por la disciplina del Sporting como un padre. Un personaje venerado por todo seguidor del plantel lisboeta, tanto es así que el jardín principal de La Academía lleva su nombre. Él ha hecho posible que cerca de un 20% de los jugadores portugueses que juegan en alguna categoría de la selección portuguesa de fútbol pertenezca al Sporting; capaz de haber cazado talentos de la categoría de Nani, Futre, Quaresma o Simao y de haberles dado una doctrina que les ha llevado a la gloria.

 

 

 

 

Fuente: undergroundfootball.com

 

Mundo Fútbol Base
Mundo Fútbol Base • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress